DICTADURA REAL,YA!

Los occidentales vivimos en tiempos de neurosis. El hombre común ya no sabe dónde está su lugar, no es capaz de darle un sentido trascendente a su existencia. Pasamos la vida preocupados por asuntos nimios, persiguiendo objetivos insignificantes y vacíos: la próxima televisión, el próximo coche, las próximas vacaciones, la próxima borrachera. Nuestra voluntad está orientada al deseo porque nuestro sistema económico se basa en el deseo y en su satisfacción por medio del consumo. El medio ambiente, exhausto, nos suplica compasión, pero debemos seguir explotándolo sin freno si queremos continuar con nuestro modo de vida. El sentimiento de grupo, de comunidad, ya no existe. El consenso moral se ha evaporado: la mitad de la sociedad está enfrentada a la otra mitad, no existen referentes claros en lo que respecta al bien y el mal. La gente se une a sectas, ingresa en movimientos pseudo-espirituales, colabora con ONGs, todo en un intento desesperado de rehuir el terrible vacío que siente en su interior.

Estamos solos, flotando en un limbo individualista. ¿Es posible escapar de este infierno?

Imagina un país en que el tráfico de vehículos motorizados está muy limitado: la gente respira aire limpio y se mantiene en forma desplazándose en bicicleta. A nadie le falta trabajo ni alimento, pues el Gran Líder cuida celosamente de su pueblo. Aquellos que pretenden romper la armonía social son duramente represaliados; en ningún caso la malicia de unos pocos hace peligrar el bien común. ¿Utópico? En ningún caso. Este país idílico existe, y se llama Corea de Norte.

Pero el caso norcoreano no es único. Muchas otras naciones a lo largo del pasado siglo y en la actualidad han confiado el timón de sus sociedades a líderes poderosos y compasivos que han sabido proveer a su pueblo con lo básico y principal: trabajo, comida, cobijo y un sentido para su existencia grupal. Esta página pretende celebrar la obra de aquellos adalides que comprendieron que se ha de guiar al pueblo con puño de hierro puesto que éste es débil e indeciso y no sabe lo que le conviene. Su amor y su dedicación no han de quedar sin homenaje.

¿Y qué hay de mi libertad?
El egoísmo individualista es la enfermedad que, cuando infecta a las sociedades, precipita su caída. Tu libertad será suprimida pero tendrás todo lo necesario. No todo lo que estimas necesario; alguien mucho más sabio y preparado que tú tomará la decisiones por ti.

 ¿Y mis derechos?
Los derechos son construcciones artificiales de la mente humana que no tienen existencia real. El fuerte manda y el débil obedece, esa es la ley de la naturaleza. Cualquier forma de gobierno que se oponga al orden natural está destinada al fracaso.

 ¡La dictadura es antidemocrática!
Exacto. La democracia es el sistema de gobierno por el que se rigen los pueblos débiles y al borde del colapso. Aquellos que tienen un ideal común y que son conscientes de los objetivos realmente importantes renuncian al ego individual y se confían a un caudillo ascético y experimentado.

No estoy de acuerdo, ¿puedo protestar?
No. En una dictadura no existe la disidencia: aquellos que se muestran disconformes son purgados o internados en campos de reeducación, obteniéndose así un consenso social absoluto y perfecto. No existen debates ni división de opiniones porque todo aquél que no está encarcelado o muerto está de acuerdo con el statu quo.

¿Y si el líder es corrupto?
Un líder autocrático nunca es corrupto, ya que sus decisiones no se basan en un ordenamiento jurídico determinado sino en su voluntad. Un líder está por encima de la corrupción: sólo puede triunfar o fracasar.

 Bueno, ¿y si fracasa?
Si fracasa, normalmente por falta de visión o por debilidad, es derrocado mediante un golpe de estado. El oficio de dictador es arriesgado, y no pocos han muerto fusilados o ahorcados. Esto es lo mejor de las dictaduras: cuando el líder no cumple con su función, reprimiendo la disidencia y creando consenso, es eliminado o expulsado, sin excepción. No evade sus responsabilidades como los gobernantes democráticos, que cometen todo tipo de tropelías durante su legislatura, se llenan los bolsillos y después desaparecen.

 Un dictador vela por su propio interés, no por el del pueblo al que tiene sometido.
Falso. El dictador pretende, por definición, perpetuarse en el poder. Por tanto ha ser muy cuidadoso con el orden social, asignar a cada cual su función precisa y, lo más importante de todo, pensar a largo plazo. Los demócratas no piensan a largo plazo: pueden arrasar su propio país durante cuatro años y después pasarle la patata caliente al siguiente que salga elegido. Si el dictador fracasa en las mencionadas tareas es depuesto o eliminado, siempre y en todo caso.

 ¿No es mejor que la gente vote y así las decisiones emanen de la voluntad grupal?
No. La gente es ignorante, no sabe lo que quiere, sólo piensa en el corto plazo, en su propia satisfacción individual. Si dejas que la gente elija a su líder, este saldrá a imagen y semejanza de la masa: así han llegado al poder en esta época los gobernantes más mediocres de la historia, que ejercen su cargo con toda impunidad mientras su pueblo agoniza.

Me importa una mierda el “consenso”, el “sentido de la existencia” y todas esas gilipolleces. Yo sólo quiero tener mi trabajo de cuarenta horas en la oficina y emborracharme ante la televisión los fines de semana.
Entiendo tu situación. Eres una persona mediocre, sin aspiraciones. Eres tan mediocre que ni siquiera sabes qué es lo mejor para ti, y careces de la suficiente inteligencia para tomar decisiones adecuadas. No te preocupes, nuestro Amado Líder se ocupará de ti y tras unos meses de adoctrinamiento no voluntario una nueva luz inundará tu existencia.

 ¿Y yo qué? Yo no soy mediocre, soy una persona inteligente que cree en la libertad del individuo con todas sus consecuencias y que está dispuesto a luchar por sus ideales hasta su última gota de sangre.
La primera tarea de un aspirante a dictador moderno es librarse de gente como tú, verdadero cáncer de la cohesión moral y de la armonía social. Eres inteligente pero careces de la valentía y el altruismo suficientes para luchar por lo que es justo. Acabarás tus días en un campo de reeducación.

 Un momento, creo que es mejor que discutamos este asunto por medio del diálogo, la tolerancia y el buen rollo.
Te equivocas. El tiempo se acaba. No es momento ya de tolerancia, sino de acción contundente. Nuestras sociedades, formadas por individuos alienados y enfermizos, se caen a pedazos, y nuestro medio ambiente está al borde del desastre. Basta de diálogo.

¿Podré jugar a la PSP bajo una dictadura?
No. Ocuparás tu tiempo libre en actividades al aire libre, normalmente en grupo, y participarás de forma habitual en homenajes a nuestro Amado Líder. Te mantendrás en forma gracias a los ejercicios gimnásticos no voluntarios que realizarás cada mañana con tus compañeros de la fábrica.

 Estoy convencido. ¿Es entonces la dictadura la mejor forma de gobierno existente?
No. Las mejores formas de gobierno que ha conocido la humanidad las encontramos en el pasado. Son los gobiernos de sociedades teocráticas y aristocráticas, basados en una estructura orgánica, en los que el consenso no se impone por la fuerza sino que surge de forma espontánea a lo largo del tiempo. Vease la democracia ateniense, la aristocracia romana, el Imperio Egipcio o la antigua India. Un ejemplo actual que podría ser similar es la República Islámica de Irán. Este tipo de gobiernos normalmente se basan en una religión o creencia metafísica común: los ritos y la fe unen al pueblo y lo encaminan hacia un mismo objetivo, permitiendo al individuo común trascender, superando su ego, de forma fácil y sencilla. Pero en la situación actual de occidente, donde el materialismo y el descreimiento se han enseñoreado de sus habitantes, esta alternativa es imposible a corto plazo. Sin embargo una dictadura sería un buen comienzo, y quizás en un futuro las circunstancias permitan volver a formas de gobierno tradicionales.

SACADO DE http://dictadura.wordpress.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DICTADURA REAL,YA!

  1. sabiosdesion dijo:

    es una broma no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s