The Nature Conservancy y el Lobby judío en la Patagonia

La Patagonia en peligro: Evidencia de que intereses extranjeros quieren apropiarse del sur austral

Por Adrian Salbuchi | 07-01-2012

Pregunta: ¿La Patagonia? ¿Qué es eso? Respuesta: Patagonia es la vasta, inmensamente rica, escasamente poblada, área austral de Sudamérica, extendida desde el Océano Atlántico al Océano Pacífico. Compartida por Argentina y Chile, la Patagonia ha sido por más de un siglo un objetivo claro de la élite de poder global, siendo catalogada como su futuro “refugio”.

Mientras observamos el desastre que han hecho de nuestro mundo, aquel “futuro” puede que esté al otro lado de la esquina. Apuntada por el Movimiento Sionista Internacional, esta silenciosa toma de la Patagonia ha progresado dramáticamente en años recientes; no a través de la guerra y la invasión, sino mediante adquisiciones territoriales, infiltración económica, quintas columnas israelíes, apoyo mediático global y posicionamiento geopolítico.

La semana pasada, la furia emergió en Chile luego de que un grupo de “mochileros” israelíes prendieran fuego al bosque virgen del Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia. ¿El sospechoso? Un tal Rotem Singer, quien estaba “turisteando en la Patagonia” con otros “mochileros” israelíes. Éstos insistieron su inocencia en declaraciones a la radio militar de Israel. Las autoridades chilenas, no obstante, lo detuvieron, e incluso el presidente Piñera manifestó su preocupación.

¿Por qué tanta preocupación? Por décadas, jóvenes oficiales del ejército israelí, camuflados como turistas y mochileros, han estado estudiando, mapeando y viajando alrededor de esta vasta, rica y escasamente poblada región, conspirando, planeando…¿preparando el futuro?

Esto no es nada nuevo. Hace 26 años, el 5 de junio de 1986, el principal periódico de Argentina, el tradicional y prestigioso “La Nación”, publicó un artículo bajo el título “Estudian el asentamiento de una colonia judía en Santa Cruz”, citando a israelíes que estudian el área, quienes manifiestan “este es un proyecto largamente acariciado”. Se afirma que éstos “realizan un relevamiento de la zona, para estudiar el clima, la flora, la fauna y las riquezas potenciales del lugar”.

Por décadas, los israelíes han estado “surcando” sistemáticamente por esta región gracias a la extrema flexibilidad de los gobiernos sucesivos de la Argentina, todos extremadamente permeables y sumisos a la influencia sionista. Esto quedó evidenciado en septiembre de 2003, cuando el entonces General en Jefe del Ejército argentino, Roberto Bendini, fue forzado a renunciar por un escándalo mediático alimentado por el lobby sionista local de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelíes de Argentina), luego que Bendini expresara su preocupación por oficiales israelíes haciéndose pasar por “mochileros inocentes”. Nuevamente el periódico “La Nación” del 30 de septiembre de 2003, explicó que “En cuanto a los israelíes, importa advertirlo: que los hay en la Patagonia, los hay. Se mueven en grupos, son jóvenes y hablan, entre ellos en hebreo. Una buena parte viene de la milicia. Acaban de quitarse el uniforme del ejército israelí.”

Existe entonces una razón justificada de preocupación entre argentinos y chilenos. Especialmente cuando consideras que el padre fundador del sionismo internacional, Theodor Herzl, escribió en 1896 en su libro “El estado judío” (en un capítulo con el importante título, “¿Palestina o Argentina?”) cosas como “Debemos elegir, ¿Palestina o Argentina?… Argentina es, por naturaleza, uno de los países más ricos de la Tierra, con un inmenso territorio, población escasa y clima moderado. La República Argentina tendría el interés más grande de cedernos parte de su territorio”.

Avancemos a 2002, cuando, como reportamos en un reciente artículo de RT, Argentina colapsó sufriendo su peor crisis financiera, y el New York Times sugirió que el país debiese vender la Patagonia para pagar su deuda soberana.

Y en ese entonces teníamos a personas como Eduardo Elsztain, el terrateniente más grande de la Argentina, quien “resulta ser” el socio local del magnate y especulador judío-americano-húngaro George Soros (parte del Consejo de Relaciones Exteriores y la Comisión Trilateral). Elsztain posee grandes extensiones de tierra a lo largo de la Patagonia y también “resulta ser” director ejecutivo del Congreso Mundial Judío y un activo militante del movimiento sionista Jabad Lubavitch.

Elsztain no está solo en acumular millones de hectáreas de tierras argentinas usando sus miles y miles de millones en dinero. Se asocia informalmente con Carlo y Luciano Benetton, Ted Turner de CNN y TNT, Douglas Tompkins (eco-billonario estadounidense que posee tierras especialmente en Chile), Joseph Lewis (el propietario británico de Planeta Hollywood), Daniel Lerner de Walt Disney Enterprises, Ward Lay con fama en las patatas fritas, e incluso el ex Secretario del Tesoro de Bush y director ejecutivo de Goldman Sachs, Henry Paulson, a través de la ONG The Nature Conservancy.

Pero los sionistas no están solos en esto. El Telegraph de Londres acaba de titular un artículo el pasado 2 de enero recomendando que “un submarino nuclear sea enviado a las Islas Malvinas (justo en las afueras de la Patagonia) para ilustrar la furia británica por la decisión de países sudamericanos de prohibir botes que porten la bandera de las islas”, agregando que “Gran Bretaña debiese… realizar ejercicios militares en respuesta a la ‘agresiva’ decisión de Argentina, Brasil y Uruguay de cerrar los puertos a navíos que lleven la bandera ‘ilegal’ de las Islas Malvinas”, ocupada por Gran Bretaña desde 1833 y convertida en una poderosa base militar nuclear después de la guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido.

El Telegraph concluye diciendo que “nadie debiese tener dudas sobre el compromiso del gobierno británico de apoyar esta área, la cual involucra una vasta extensión de potenciales aguas ricas en minerales en el Atlántico Sur”.

¿Necesitamos recordar a los lectores que Gran Bretaña ha sido un principal motor del movimiento sionista, desde que su Declaración Balfour de 1917 trazó el camino que llevó a la violenta creación de Israel en 1948, por organizaciones terroristas financiadas como Irgun Zvai Leumi, Stern y Hagganah?

¿Están las élites preparándose para apoderarse de la Patagonia de una buena vez?

Una cosa es segura: ni la Argentina, ni Chile, ni ningún otro país en Sudamérica, quiere ver a la Patagonia convertida en una nueva Palestina. El mundo ha visto suficiente terrorismo sionista en aquellas tierras.

Nota del autor: Queridos lectores, envié este artículo a RT (Russia Today) el 5 de enero. Extrañamente, esta es la primera vez que han rechazado uno de mis artículos (que normalmente publican en su sitio web), afirmando que “este tema en particular no está entre los que usualmente cubrimos en el sitio web de RT English, así que no podemos publicarlo”. Una verdadera lástima ya que sólo estoy hablando sobre la interferencia de Estados Unidos, el Reino Unido e Israel en la Patagonia, uno de los territorios más ricos de Sudamérica y el mundo. Me pregunto qué ocurre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FALSO ECOLOGISMO NWO, JUDIOS, SIONISMO. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a The Nature Conservancy y el Lobby judío en la Patagonia

  1. kOkO dijo:

    Increíble, de hecho el otro día acompañé a mi madre al cine a ver la fastuosa e irrelevante película de Thatcher, en la que la representan una Margaret Thatcher anciana y bonachona que renunció a su vida en aras de sacar a su amado país de la crisis y convertirla en toda una superpotencia capitalista arrasando todos los derechos obreros, cerrando minas y destrozando a las clases obreras mediante una represión policial brutal, aunque esto “era necesario”. Lo digo a raiz del tema de las Malvinas y de como lo tratan como si fuera toda una agresión descarada y chulesca hacia el Reino Unido por parte de Argentina.

    No voy a tratar la guerra de las Malvinas del 82 puesto que la recuperación de las islas no era la prioridad de Argentina en ese momento dado que había intereses politico-geográficos más importantes como la invasión de Chile y ver como reaccionaban las superpotencias a su despliegue militar pero analicemos la soberanía de las islas.

    Las Malvinas o Falklands en inglés en honor al quinto vizconde Falkland que fue el que puso la pasta para la invasión, formaban parte junto con Argentina de las colonias españolas y en un primer momento al igual que otras naciones los ingleses se asentaron allí para aprovisionarse o bien las utilizaron como puerto pesquero para la caza de ballenas.

    En en el caso de Francia, en 1764 el conde francés Louis Antoine de Bougainville estableció Port Louis en la isla Soledad y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia. Ante la protesta española, en 1766 Francia accedió a evacuarlas y reconoció la soberanía española sobre el archipiélago. Sin embargo el Reino Unido y viendo ya su “territorio Británico de Ultramar” ha aprovechado la coyuntura desde entonces para marear, reclamar y exigir.

    Cuando Argentina se declaró país soberano España (lógicamente) aceptó las Malvinas como argentinas. De acuerdo a la posición argentina, el principio del uti possidetis iure le otorga derechos sobre todos los territorios que constituían hasta el 25 de mayo de 1810 el Virreinato del Río de la Plata, al considerarse como estado sucesor de los derechos de España sobre ese virreinato además las islas Malvinas se encuentran a escasa distancia del territorio continental argentino (a unos 480 km), emergiendo con continuidad geológica de la plataforma continental argentina.

    El reino Unido le ha dado largas a Argentina sieeeeeempre para hablar civilizadamente sobre la cuestión, se puede hablar de economía, de conexiones y transporte pero nada de tocar el tema de la soberanía. Normal que encima cuando los ingleses se propusieron perforar todo el área colindante para extraer petróleo y destrozar el fondo marino a los argentinos se les empezara a acabar la paciencia, no?

    La comida de olla o argumentos británicos respecto a sus derechos de soberanía:

    Las bulas Inter caetera no fueron reconocidas por Gran Bretaña por no ser un país católico romano (aunque para 1492, año de la bula, Gran Bretaña sí era católica romana), ni tampoco el Tratado de Tordesillas, derivado de ellas, al ser celebrado sólo entre España y Portugal.

    Cuando abandonaron Port Egmont en 1774 dejaron una placa de plomo y una bandera como símbolo de la continuación de su posesión sobre el territorio, la cual decía: “Conste ante todas las naciones que la isla Falkland con su fuerte, depósito, muelles, (…) pertenecen a Su Muy Sagrada Majestad Jorge III, Rey de Gran Bretaña”.

    La firma de las Convenciones de Nutka impidiendo colonizar territorios en Sudamérica, no incluía territorios sin control efectivo. La Malvinas se habían convertido en res nullius nuevamente al abandonarlas los españoles en 1811.

    Los intentos argentinos de colonizar las islas entre 1820 y 1833 fueron esporádicos e inefectivos y no reconocidos por otros estados (por ej. los Estados Unidos).

    El principio del uti possidetis “no es válido en derecho internacional”, sólo vale la ocupación efectiva.

    El Reino Unido afirma que la población argentina de 1833 “no era indígena” y que la única población original de esas islas es la actual británica que habita desde el siglo XIX. Los actuales malvinenses son la quinta generación nacida allí.

    La posesión continuada de las islas en forma notoria, pacífica y no interrumpida hasta 1982, da al Reino Unido derechos de propiedad sobre ellas mediante la usucapión (o prescripción adquisitiva). La doctrina del Estoppel, o de desinterés del reclamante por inacción frente al actos soberanos de otro estado, lo que se interpreta como una renuncia a sus derechos, quedó desacreditada en 1982.16

    El derecho a la autodeterminación de los isleños es prioritario sobre cualquier reclamación argentina.

    Las Naciones Unidas bajo intereses y poderes que distan mucho de lo que opines “las naciones unidas” hacen la vista gorda.

    Las Malvinas argentinas ya!

  2. ¡Ay qué cruz la del sionismo argentino! Algunos sionismos parecen o son peores que otros. Por eso todos son malos.

    Un saludo.

    • Ernesto dijo:

      Y qué opinas de esto?
      Rafi Eitan, veterano del Mossad, terrateniente en Cuba
      Allí encontramos un apoyo indefectible a la lucha del pueblo palestino y a su lucha de liberación. No faltan los discursos de Fidel Castro en los que expresa su apoyo y su amistad a los palestinos. No sabría decir hasta qué punto tales discursos se plasman en actos, pero en todo caso se ha establecido una imagen de Cuba como el país que se atreve a condenar públicamente a Israel.
      Menuda sorpresa me llevé cuando leí en la página Ynet.com una nota anunciando que Fidel se prepara a encender una gigantesca menorá [candelabro de 7 ramas] en compañía de Rafi Eitan, en el marco de la inauguración del Memorial del Holocausto que se está edificando en Cuba: http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-3266051,00.html.
      Así que aquí tenemos a Rafi Eitan, el hombre del Mossad y del Shin Bet.
      Rafi Eitan, conocido en el ámbito del espionaje israelí por su apodo de “Stinky”, es decir, el apestoso [en hebreo HaMasriach, N. de la T.], pues una vez se cayó a un foso séptico cuando era miembro del Palmach, la fuerza de ataque paramilitar de Israel, llamada “organización de defensa antes de 1948” (http://www.jonathanpollard.org/2006/033106.htm) que no se arrepiente nada, sino que se ufana de sus actuaciones: “Como todo lo que he hecho a lo largo de mi vida, estaba convencido de actuar de la mejor forma posible para el Estado de Israel”.
      Esto me sorprendió, en la medida en que yo suponía que las relaciones económicas entre ambos Estados estaban rotas, de modo que empecé a buscar alguna información adicional sobre el asunto: “Durante la última década, Rafi Eitan, conocido como multimillonario, se encontró involucrado en grandes transacciones en Cuba, en los campos de la agricultura y la construcción.” (http://www.jpost.com/servlet/Satellite?c=JPArticle&cid=1145961341557&pagename=JPost%2FJPArticle%2FShowFull)
      3 de julio de 2006 por Haaretz, se lee lo siguiente: “Eitan es un socio que posee grandes vergeles en Cuba, pero cuando se le pregunta sobre el secreto de sus vínculos con Castro, contesta: ‘No hay ningún secreto, esto no es verdad, sencillamente. No trabajo con Castro, soy un granjero en Cuba, lo demás es invento de la prensa… La empresa se ocupa de agricultura en Cuba, esencialmente la producción de zumo de frutas concentrado, en la unidad más grande del mundo. Algunas veces me he encontrado con Castro, pero no somos amigos.’” (http://www.haaretz.com/hasen/spages/733784.html)
      En lo que se refiere a la construcción, se descubren cosas interesantes, en 2001: “Israel es el único país en el mundo en aprobar indefectiblemente el embargo comercial usamericano, cada vez que la cuestión se plantea en USA”.
      Curiosamente, Israel está en camino de convertirse en uno de los principales inversores en Cuba, con hombres de negocios judíos que invierten en todos los campos, desde la exportación de cítricos hasta los proyectos inmobiliarios. Ahora, en un proyecto que va a provocar la ira de los grupos de exiliados cubanos y la administración Bush, un grupo de inversores israelíes está metiendo decenas de millones de dólares en lo que llaman el primer “complejo inteligente de edificios de oficinas”, un conjunto inmobiliario en las afueras de La Habana, que contará con dieciocho edificios de seis pisos de oficinas, situados sobre un terreno de 180 000 m2. El Miramar Trade Center (MTC) fue concebido por Inmobiliaria Monte Barreto S.A., una empresa conjunta entre la agencia estatal Cubalse S.A. y el Grupo BM, una entidad israelí dirigida por el antiguo jefe de los espías del Mossad Rafi Eitan.” (http://www.luxner.com/cgi-bin/view_article.cgi?articleID=363)
      También pueden leerse unos cuantos artículos acerca de Eitan y Cuba (vénse: http://www.washington-report.org/backissues/0194/9401018.htm y http://amenusa.org/aipac5.htm). He aquí algunas de sus declaraciones: “Los negocios israelíes en Cuba están coordinados por la Business Enterprises Corporation (BEC), cuyas oficinas principales se encuentran en Tel Aviv. El papel de Eitan en el BEC nunca estuvo definido, escribe Slutzky, porque, como siempre, a Rafi Eitan le encanta ocultarse tras el decorado.” Además, él nunca ha ido a Cuba: “al contrario, afirma Slutzky, “ha enviado a otros israelíes allá y algunos se han quedado como consejeros principales.” Para impresionar a los cubanos, Rafi Eitan organizó giras por Israel para técnicos y oficiales de alto rango. Estas visitas tuvieron lugar este año, con el pretexto de mostrarles una exposición agrícola que tenía lugar en Tel Aviv, y en realidad para que tuvieran un encuentro con el ministro de agricultura Ya’akov Tsur. A medida que Israel se iba interesando en las condiciones cubanas, la administración de las plantaciones de cítricos cubanos cayó entre manos israelíes. Entre varias zonas semejantes, una de ellas sobrepasa por sí sola la superficie total de los vergeles de cítricos de Israel. Si nos atenemos a lo que dice Slutzky, los expertos israelíes enviados por Rafi Eitan descubrieron que la producción cubana de cítricos es “menor que la décima parte de la producción israelí”. Se contaba con ellos para desarrollarla, y ahora hacen lo posible para aumentar el rendimiento de la economía cubana, especialmente en el ámbito agrícola.”
      Aunque, según Slutzky, Rafi Eitan jamás haya pisado tierra cubana, Rafi Eitan “representa en Cuba a gran número de compañías israelíes. La alta estimación que el régimen cubano le concede a un representante no oficial de los servicios de inteligencia israelíes demuestra simplemente que el dinero no tiene olor, como reza el refrán”.
      Ahí es donde nos sentimos molestos: ¿cómo es posible que un dirigente que está a la vanguardia del respaldo a los palestinos autorice a uno de los dirigentes del Mossad a ser copropietario de la “fábrica más grande del mundo” para la producción de zumo de naranja, a coordinar inversiones masivas para las empresas israelíes y a edificar el mayor complejo de oficinas y tiendas del país? ¿Acaso no es una incoherencia? ¡Eitan no es un simple ciudadano israelí, si él mismo afirma que todo lo que ha hecho ha sido con vistas a servir el interés de Israel!
      http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1121&lg=es

      • Ernesto dijo:

        Ya estamos con el jodido “Tu comentario está pendiente de moderación”

      • danipirata80 dijo:

        es una información muy jodida para aquellos que admiramos a Fidel(aunque sea con reservas).Desesperación?…No se,habrá que estar atentos a los movimientos judaicos en la isla.En cualquier caso,muchas gracias por la valiosísima,como siempre, información.

  3. Juan dijo:

    El comunismo y el capitalismo financiero fueron creados por sionistas. Sostengo que alguien esta detrás de Cuba financiando a FIdel Castro, como así también me digo que alguien financió la revolución. Hace unos años estuvo Rockefeller con Castro en Cuba, llama la atención. Las ideologías separan, los sionitas buscan reina; Divide y reinarás.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s