NUEVA CAMPAÑA IMPERIALISTA DE REPORTEROS SIN FRONTERAS (Y SIN VERGÜENZA)

935727_10151638143713352_900300069_n

Reporteros Sin Fronteras ha lanzado una campaña a favor de la libertad de prensa que no es más que pura propaganda de guerra imperialista. ¿Que tienen en común los que aparecen en la foto? Efectivamente, que no comulgan con el imperio judeo-yanki. Veamos quien maneja este judaico chiringuito pro-imperialista:

Imperialismo sin fronteras

En julio de 2003 la ONU suspendió la acreditación de “Reporteros Sin Fronteras” (RSF) luego de que esta organización no gubernamental irrumpiera en la apertura anual de la sesión de la Comisión de Derechos Humanos con panfletos insultantes hacia la presidencia de Libia de dicha comisión. Un día después del asesinato de dos periodistas en el hotel Palestine de Bagdad, Robert Ménard, presidente de RSF, dedicó la portada de su página web a la falta de libertad de expresión en Cuba.

El reportero “independiente” no contabilizó a los periodistas muertos en la invasión a Irak, ni los despidos producidos en importantes cadenas multinacionales de comunicación por discrepancias en el tratamiento del conflicto bélico. Sin embargo, dedicó sendos capítulos a defender los privilegios de los propietarios de medios, incluso los de la prensa neofascista, y ocupó su tiempo en costosas campañas publicitarias para desalentar el turismo en Cuba.

En la avanzada para desestabilizar a la economía socialista, esta ONG pretendió utilizar la imagen de Ernesto Che Guevara, devenido en policía antidisturbios por arte del fotomontaje efectuado sobre un registro de la revuelta estudiantil de mayo del ’68. La estatura de la hipocresía se reflejó en la manipulación del lenguaje, las categorías y los símbolos.

RSF, creada en 1985, no está sola en esta empresa, la Fundación Internacional para la Libertad, creada recientemente en España, suma sus esfuerzos y dólares al combate. La Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES) que preside José María Aznar, lucha por la “democracia” en seminarios y congresos con la concurrencia asegurada de fascistas de renombre.

Bajo el paradigma del “periodismo independiente” se alza la voz de estas “nobles” instituciones que enfocan sus objetivos según el camino trazado por Estados Unidos, y aportan a la caza de brujas contra toda disidencia social.

Pero esta historia no empezó hoy, durante la Guerra Fría, la “objetividad periodística” convalidó el crimen, entre otros, de periodistas e intelectuales comprometidos con un ejercicio profesional crítico e impugnador. En América Latina, la “Doctrina de Seguridad Nacional”, puso en primer plano la voracidad del imperio para sostener su dominación, la delgada frontera que separa el discurso sutil y eficaz de la persecución frontal y abierta se desdibujó.

Si alguien creyó, durante los años ’90, que se habían terminado las conspiraciones, y que América marchaba hacia una “democracia eterna” donde los pueblos eligen “libremente” a sus gobiernos, el intento de golpe de Estado perpetrado contra el presidente Hugo Chávez fue sólo una muestra de lo contrario. También la matanza perpetrada en Bolivia se asentó sobre la lógica de la “democracia de mercado”.

La violación del derecho a la información de la población por parte de los medios masivos de comunicación venezolanos no preocupó a RSF que ignoró las persecuciones que los golpistas mediáticos ejercían contra periodistas de medios alternativos. Cómplices de los propietarios de los poderosos grupos multimedia, ricas familias con espurios intereses financieros, que constituyen hoy la principal amenaza de una prensa libre en Venezuela. Reporteros sin Fronteras promueve la censura y autocensura mundializada y es un firme defensor de la concentración económica de los medios de comunicación.

Convicciones firmes, finanzas fuertes

Para encontrar la punta del ovillo, hay que deshacer la madeja, con paciencia y trabajo. El mundo de las finanzas es un ámbito que, cuando se explora, permite poner blanco sobre negro, encontrar respuestas.

La “libertad de prensa”, como concepto amplio, abstracto, distanciado de la realidad de la desigualdad, no es más que un mito. Detrás del discurso retórico, que actúa sobre las conciencias de comunicadores y receptores, está la moral del dinero.

Distintas instituciones -corporativas, humanitarias-, algunas incluso de perfil pseudo-progresista se sostienen con importantes aportes económicos de “desinteresadas y diversas” fundaciones. Cuando negar el origen del sostén financiero se torna absurdo, pretenden mostrarse prolijas y realizan corruptos informes administrativos.

images

RSF, recibe fondos de millonarios empresarios de la Unión Europea, preocupados por la problemática de la Sociedad de la Información. Desde el otro lado del océano, la ONG, no duda en acumular los abultados billetes que le proporciona la Nacional Endowment for Democracy (NED), la Open Democracy del judío Soros, la Fundación Ford (una tapadera de la CIA) y la United States Agency for Internacional Development (USAID), el capital no tiene fronteras. Si todos los caminos conducen a Roma, ayer y hoy, un recorrido serio por la estructura institucional que soporta el discurso hegemónico en sus variadas formas, se topa con los mágicos pases de dólares planificados y ejecutados por la CIA.

A pesar del tan mentado “fin de la historia”, la compañía jamás cesó en su “actividad cultural”. Las organizaciones que resistieron al pensamiento único en las condiciones más adversas impuestas por la guerra no declarada, padecieron, no sólo el ahogo económico, también la libre circulación de prebendas personales o institucionales. La corrupción sistémica al servicio de desestabilizar cualquier intento de pensamiento crítico. La “sociedad abierta” es, muchas veces, la excusa, la droga que actúa a favor de los intereses del poder hegemónico. La intoxicación del sistema se expande, no son épocas para permitir ingenuidades.

reporteros-sin-fronteras11

Cuando en 1999 la OTAN asesinó a 12 periodistas durante el bombardeo a la radiotelevisión serbia, ni siquiera contabilizaron las muertes en su informe anual. En el de 2003, minimizan el papel del Estado sionista en el asesinato de dos periodistas palestinos. Aunque los autores no han sido sancionados, para ellos el único culpable es el “ejército israelí”, como si éste no dependiera de ningún gobierno, y sin tener en cuenta que el crimen nunca fue condenado por las autoridades hebreas y que los culpables nunca fueron sancionados. Con respecto a España, pasan por alto ‘detallitos’ como las detenciones y la incomunicación del director de la revista ‘Kale Gorria’ y de los directivos del periódico ‘Egunkaria’, medio que además ha sido clausurado por una relación con ETA que no ha sido demostrada. Su director, Marxelo Otamendi, ha denunciado que sufrió torturas durante el tiempo que estuvo preso, algo que todavía no ha hecho ninguno de los ‘periodistas independientes’ que, según RSF, persigue Cuba.

FUNDADORES

Robert Ménard: ex trotskista de la Liga Comunista Revolucionaria (1973-1979) fue detenido en 2008 por en los Campos Elíseos mientra protestaba contra la presencia del presidente sirio Bashar al-Assad. Unos meses antes protestó contra los juegos olímpicos en China junto a Jean-François Julliard (director ejecutivo de la financiada por Rockefeller Greenpeace Francia desde 2012, detenido en Túnez por distribuir copias de escritos del trosko Jalal Zoghlami), Sylvain Tesson (uno de sus shows es celebrar cada año públicamente en París el aniversario del levantamiento tibetano de 1959 auspiciado por la CIA) y Priscilla Telmon (otra Dalailamaista miembro fundador de la Asociación de Chantal Mauduit Namasté y miembro honorario del Instituto de Investigación de las experiencias extraordinarias (INREES) fundada por el dalailamaista Stéphane Allix y en la que encontramos al cuántico new age Stanislav Grof, miembro del mundialista Club de Budapest).

Ese mismo año (2008) asumió el cargo de director general del Centro para la Libertad de Información en Doha, Qatar(país pro-yanki), se supone que para acoger y apoyar a los periodistas perseguidos en su país, y con una subvención anual de $ 3 millones del Emir! (superindependiente el chiringuito, no te jode). Su directorio estaba compuesto, entre otros Patrick Poivre d’Arvor (un tipejo tan buen periodista que se inventó una entrevista con Castro) y el ex primer ministro Dominique de Villepin (presentó un proyecto de reforma laboral que permitiría el despido libre de jóvenes).

En septiembre de 2012, se incorporó a la Junta Consultiva de Canal 9, un canal de televisión georgiano controlado por el magnate y político pro-yanki Bidzina Ivanichvili.

En octubre de 2012 puso en marcha con Dominique Jamet (en 1983, apoyó a los ultraderechistas Comités de Acción Republicana (CCR) de Bruno Megret) un sitio web de información denominado Boulevard Voltaire, cuyo contenido es provisto por los columnistas como Andrés Bercoff, Eric Brunet, Gilles-William Goldnadel, Pierre Hillard, John Sevillia o Denis Tillinac.

Rony Brauman: judío israelí ex presidente y actual Director de Investigación de Medicos Sin Fronteras (Espías Sin Fronteras, fundado por el judío mayosesentaiochista Bernard Kouchner), profesor del Instituto de Estudios Políticos de París (asociado a la fabiana LSE).

RSF en Haití

El 29 febrero de 2004, RSF expresó su apoyo al derrocamiento franco-estadounidense del presidente haitiano Jean-Bertrand-Bertrand Aristide, a la misma hora en que recibía del gobierno francés el 11% de su presupuesto (397.604 euros, o aproximadamente 465.200 dólares de 2003).

De acuerdo con el periodista y documentalista Kevin Pina, aisgnado en Haiti, la organización documentó selectivamente ataques contra estaciones de radio de la oposición mientras ignoraba otros ataques contra periodistas y locutores para crear la impresión de una violencia de estado patrocinada contra los opositores de Aristide.

RSF culpó a Aristide de los asesinatos sin resolver de dos periodistas, llamándolo ‘depredador de la libertad de la prensa,’ y celebró su salida en un artículo de julio de 2004 titulado ‘Regresa la libertad de prensa: una victoria que se consolidará’. ‘Nuevos vientos de libertad soplan sobre las estaciones de radio de la capital’, proclamó. Agregó que Aristide –quien no tenía ningún ejército– planeaba ‘chamusquear la tierra hasta el fin’, en la crisis que comenzó cuando 300 paramilitares aparecieron armados con M-16 desde República Dominicana.

Pero RSF mantuvo silencio sobre las consecuencias sangrientas del golpe, especialmente en los descarados ataques continuos contra periodistas. Por ejemplo, el grupo no dio la noticia cuando en enero 2005 la policía mató al reportero de radio Abdias Jean, en los tugurios de Pot-au-Prince, al igual que en el ataque contra el periodista Raoul Santo-Louis, tiroteado el pasado febrero, después de recibir amenazas de muerte que ahora lo mantienen oculto.

En los hechos, a diferencia de su campaña sostenida contra Aristide, RSF no culpa al actual gobierno de ninguna cosa.

Los puntudos clamores de las historias contadas en la prensa sobre la pérdida de apoyo de Aristide y la utilización de cuadrillas para sostenerse en el poder fueron una manipulación diseñada por una oposición creada por el Departamento de Estado de EEUU y por los medios nacionales e internacionales. La versión de los medios -y de RSF- rehusó demostrar que Arístide fue un Presidente con enorme popularidad, realzando sólo a los ciudadanos que quisieron acabar su mandato. Los opositores de Aristide efectuaron demostraciones que los medios cubrían y ampliaban, mientras no hacían caso a las marchas favorables a Aristide, que eran mucho más grandes. Al mismo tiempo, el movimiento político más grande del país, Lavalas, fue retratado como una multitud violenta.

RSF en Venezuela

Reporteros sin Fronteras también ha ido después contra el Presidente venezolano Hugo Chávez, alegando que amenaza a los medios privados.

El conflicto entre la administración Chávez y los medios viene de antes de abril de 2002, cuando cuatro estaciones privadas de televisión de Venezuela ayudaron e incitaron activamente a un golpe militar contra el gobierno. En la noche del golpe, después de meses de discursos televisivos anti-Chávez y de llamados para un ‘gobierno transitorio’, la estación de Gustavo Cisneros fue la sede de las primeras reuniones de los confabulados, incluyendo al breve dictador Pedro Carmona.

El presidente de la asociación de radiodifusores de Venezuela firmó el decreto que disolvía a la Asamblea Nacional y durante los dos días siguientes las estaciones ocultaron información sobre el secuestro del Presidente y sobre la toma del palacio presidencial por tropas leales impulsadas por la presencia de centenares de miles de partidarios en las calles.

Ningún dueño o encargado de la televisión fue procesado, ni perdieron sus licencias de radiodifusión. Sin embargo, RSF continúa del lado de los medios privados contra el ‘autoritarismo’ de Chávez.

El 26 de noviembre de 2004, RSF emitió un informe sobre un proyecto de reforma a los medios propuesto a la Asamblea Nacional de Venezuela (‘Reporteros sin Fronteras critica la amenaza a la libertad de prensa de la nueva ley’).

Coincidencia o no, el informe apareció apenas dos semanas después que RSF solicitó un ‘grant’ (subvención) al U.S. National Endowment for Democracy. Aunque el NED aparece como una agencia privada, su dinero es autorizado por el Congreso y controlado por el Departamento de Estado.

La abogada de derechos humanos Eva Golinger ha documentado más de 20 millones de dólares otorgados por el NED y el USAID a los grupos y medios privados de la oposición de Venezuela, incluidos los que lideraron a los participantes del golpe. El NED otorgó casi 40.000 dólares a RSF en enero. Aunque los grupos de derecha critican a Chávez desde antes de la época del golpe de 2002, las donaciones monetarias de una agencia oficial de EEUU apuntando al Presidente venezolano por un cambio de régimen plantean preguntas sobre la independencia de RSF, así como su buena voluntad para criticar a sus benefactores.

RSF en Irak

El día después de que un tanque estadounidense disparara contra el Hotel Palestina, asesinando al cámara de Tele 5 José Couso y a varios profesionales de medios extranjeros, la portada de la página web de RSF estaba dedicada a la falta de libertad de expresión en Cuba, un país donde en 45 años de socialismo jamás ha muerto ni ha desaparecido un solo periodista.

El informe que elaboraron varios meses después para esclarecer estas muertes exculpaba a los soldados implicados en los ataques, trasladando la responsabilidad a “personas no identificadas”. La infamia llegó a tal punto que la propia familia de Couso escribió una carta expresando su indignación y solicitando a RSF que se retirara de la acusación popular en la querella presentada en la Audiencia Nacional. La familia Couso señala que “el informe contiene numerosos errores, contradicciones e irregularidades” y que “ninguno de los periodistas españoles que se encontraban en el hotel ha sido consultado”. Algo lógico si se tiene en cuenta que quien firma el informe tiene conocidas relaciones con un coronel del ejército estadounidense que reconoció su implicación en el ataque. Lo más repugnante del documento es la “biografía tan humana que se hace de los asesinos de José Couso, culminando el agravio con el agradecimiento a estos militares por la colaboración en el informe”, tal como señalan en la carta los parientes del cámara español.

Eso nos trae a Irak y al Informe 2004 de RSF sobre la invasión y sus consecuencias, que es trepadora y contradictoria.

Divulga, por ejemplo, que el derrocamiento de Hussein ‘abrió una nueva era de libertad… para los periodistas iraquíes’, mientras el International News Safety Institute (Instituto Internacional para la Seguridad del Periodismo) informa que han muerto 44 periodistas iraquíes y personal de apoyo mientras cubrían el conflicto desde que comenzó hace dos años. Igualmente, RSF afirma que el bombardeo al Ministerio de Información –un crimen de guerra bajo la Convención de Ginebra– puso término a ‘décadas de cero libertad de prensa’.

El informe del INSI contiene 11 páginas que detallan a periodistas muertos, heridos, desaparecidos y encarcelados.

Para su crédito, el informe INSI no blanquea la matanza por fuerzas de EEUU de cinco periodistas extranjeros o los ataques de misil de EEUU contra Al Jazeera (entonces esta cadena era otra cosa) y Abu Dhabi TV. Pero éstos y otros ataques contra la prensa en Irak, tal como el cierre del Al Jazeera, al parecer no han lastimado demasiado gravemente la posición de EEUU en el ranking de RSF sobre países con libertad de prensa, actualmente en la razonable y respetable posición 17. En comparación, Venezuela es una de las más bajas de la lista con el número 77.

Y un ejemplo que dice cómo RSF apaga sus críticas a las políticas de EEUU es la manera cómo ha respondido a la abducción del camarógrafo Sami Al Haj, de Al Jazeera. Al Haj desapareció en diciembre de 2001, mientras cumplía una asignación en Afganistán, y terminó ubicado en el campo de concentración de EEUU en Guantánamo, en donde permanece hasta el día de hoy.

Al Haj no solamente ha desaparecido físicamente, también desapareció del sitio web de RSF, en donde fue mencionado sólo una vez en un comunicado de prensa del 27 de enero sobre Al Jazeera.

Por el contrario, RSF emprende rutinariamente campañas de alto perfil en nombre de los periodistas europeos secuestrados por los combatientes de la resistencia iraquí.

RSF en Eritrea

Esta organización al servicio de la CIA también acosa a este país que se ha sacudido el yugo del neocolonialismo (leed Todo lo que usted no debería saber sobre Eritrea):

Eritrea, un infierno carcelario
Al menos 28 periodistas encarcelados.
El país, la cárcel más grande de África para los colaboradores de los medios de comunicación, lleva aislado del mundo desde las grandes redadas de septiembre de 2001, y la suspensión de la prensa privada. Ninguno de los 28 periodistas que actualmente se encuentran encarcelados ha tenido derecho a un juicio, ni acceso a un abogado; son raros los que aún pueden recibir la visita de sus familiares. Las condiciones son terribles con confinamientos en solitario, celdas subterráneas y torturas. Al menos siete periodistas han muerto en prisión, en secreto, o se han suicidado en medio de la indiferencia y el olvido. Entre las últimas dictaduras totalitarias del planeta, Eritrea se encuentra en el último lugar en la Clasificación Mundial de la libertad de la información, que elabora anualmente Reporteros Sin Fronteras. El gobierno deja morir a fuego lento a hombres y mujeres que trabajan para medios de comunicación o que sospecha que puedan atentan contra la seguridad nacional. A veces simplemente por tener una visión crítica de la política gubernamental.

RSF en Cuba

La detención por parte de las autoridades cubana de 75 mercenarios al servicio de la Sección de Intereses de Norteamérica (SINA) en La Habana y los fusilamientos de tres terroristas que secuestraron una lancha cargada de pasajeros en La Habana, desató en marzo de 2003 una de las campañas propagandísticas y mediáticas más virulentas de las muchas que ha tenido que sufrir la Revolución durante sus 45 años de existencia. Entre los muchos medios de comunicación y colectivos que se sumaron a la avalancha de calumnias, Reporteros Sin Fronteras (RSF), destacó por ser una de las voces que más obsesivamente se ensañaron con Cuba.

Sumisión a los grandes poderes económicos

Una de las características más peculiares de RSF son los inagotables fondos con los que cuenta para desarrollar sus acciones y campañas. Pero si se analizan bien sus fuentes de financiación, se pueden sacar interesantes conclusiones sobre los factores que permiten a esta organización disponer de ese potencial económico. La Comisión Europea aporta a través de subvenciones cantidades equivalentes al 44% de sus ingresos, las cuales sirven para silenciar la mayoría de las violaciones a la libertad de información cometidas por la Unión Europea. El multimillonario Francois Pinault y el vendedor de armas Lagardére son también grandes contribuyentes de esta ‘modesta’ ONG. Un informe presentado en el IX Congreso de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) revela que RSF recibió dinero del Gobierno norteamericano mediante el National Endownment for Democracy (NED) y el United States Agency for International Development (USAID) por su campaña en defensa de los ‘periodistas disidentes de Cuba’. Incluso el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU la ha estado financiado hasta el pasado año. Pero el factor más determinante para que todos los medios tomen en cuenta sus informes es su vinculación con la judía Saatchi & Saatchi Worldwide, distribuidor de sus comunicados de prensa en Francia. Esta corporación transnacional de publicidad es subsidiaria de Publicis Groupe S.A, el primer grupo publicitario de Europa, y de cuyos anuncios dependen casi todos los medios de comunicación. En EE.UU este gigante es el tercer grupo publicitario, y su principal cliente es el ejército estadounidense, seguido de empresas tan ‘preocupadas’ por los Derechos Humanos como McDonalds, Citybank, General Motors o la judía Walt Disney.

En su propio libro el secretario general de RSF, Robert Ménard, aclara por qué se niegan a condenar las derivas de la gran prensa francesa con una frase que resume su postura ante los abusos de los grandes grupos mediáticos: “porque, haciéndolo, tomamos el riesgo de disgustar a ciertos periodistas, enemistarnos con los grandes patrones de prensa y enfurecer al poder económico. Ahora bien, para mediatizarnos, necesitamos de la complicidad de los periodistas, el apoyo de los patrones de prensa y el dinero del poder económico”. Queda claro porque estos ‘objetivos’ reporteros prefieren utilizar sus recursos en difamar a Cuba.

Vínculos con la mafia terrorista de Miami

En una de sus campañas contra el turismo en Cuba Ménard colaboró con Nancy Pérez Crespo, locutora de la anticastrista Radio Mambí y militante del Cuban Liberty Council, una agrupación tan radical y violenta que la Fundación Nacional Cubano Americana la expulsó de sus filas. Pérez Crespo, que obtiene un ‘modesto’ salario de 45.000 dólares al año, es además agente de la CIA y amiga personal del sangriento terrorista Orlando Bosch, autor de decenas de atentados. Uno de ellos fue la explosión en 1976 en Barbados de un avión de Cubana de Aviación que le costó la vida a 73 personas, entre ellas los miembros del equipo infantil cubano de esgrima.

Pero sus relaciones con la mafia cubano-americana son mucho más profundas. Ménard también mantiene lazos con personajes como Frank Calzón, ex agente de la CIA y ex dirigente de varios grupos terroristas, o Carlos Alberto Montaner, otro ex agente de la Inteligencia norteamericana con quien está asociado en la Fundación Internacional por la Libertad. Este hijo de un agente batistiano estuvo encarcelado en Cuba tras ser descubierto introduciendo en la isla explosivos escondidos en paquetes de cigarrillos A través de Publicis tiene vínculos con marcas como Ron Bacardí que, además de robar patentes cubanas, ayudó a redactar la Ley Helms-Burton para sancionar a las empresas europeas que inviertan en Cuba, o la firma Sánchez & Leviatán, organizadora de campañas anticubanas en Francia.

rsf

Mientras concentra todas sus fuerzas en desprestigiar al régimen cubano, RSF mira para otro lado ante los crímenes del imperialismo. En su informe de 2003 no mencionan ni una vez a EE.UU, donde según la organización no hay ningún informador encarcelado. Por lo visto desconocen quién es Mumia Abu Jamal, el periodista negro que lleva más de 20 años condenado a la silla eléctrica por un delito que nunca cometió. En el informe no dicen nada de cómo la censura aumentó considerablemente desde la llegada a la Casa Blanca de George Bush, un hecho evidenciado en infinidad de estudios académicos, como los recogidos en el libro ‘Proyecto Censura 2004’, que demuestran cómo las libertades de expresión, opinión e información están en crisis en esta nación.

Para más información tienen el libro AUGE Y CAÍDA DE REPORTEROS SIN FRONTERAS

reporteros_sin_fronteras_180x184

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ANTI-TROSKISMO, CAPITALISMO, IMPERIALISMO, JUDIOS, SIONISMO. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a NUEVA CAMPAÑA IMPERIALISTA DE REPORTEROS SIN FRONTERAS (Y SIN VERGÜENZA)

  1. Ernesto dijo:

    Que asco me dan, JODER.

  2. Margui dijo:

    ¡NCREíBLE!

    Qué desfachatez y que chifladura propagandística pro OTAN

    Estos pobres judiítos y sus propagandas buscan que nos enfrentemos al eje del mal para financiar armas y quedarse con los recursos, como vienen haciendo desd enapoleón.

    Que hagan estos juegos de propaganda y luego te metan por los ojos películas sobre el holocuento es prueba de lo farsantes y esquizos que son. Te matan y encima te llaman criminal.

    Korea del norte tiene una calidad de vida alta, goza d euna tecnología similar a occidente, pese a estar boicoteada, y su economía no está vampirizada por la judería internacional. Por eso quieren que entremos en guerra con ellos (a beneficio de la judería, ellos nunca doblan la espalda ni se manchan las manos)

  3. Margui dijo:

    Impecable artículo, por cierto.

    Estas cosas en el Mundo de Facha Jota o el País de Sión, no las cuentan!

    • danipirata80 dijo:

      Gracias Margui. Ya habían cositas sueltas en la red. He querido reunir toda la información para hacer uno más completito. Lo triste no es que no te las cuenten en esos medios, lo triste es ver como periodistas de medios más alternativos e independientes defienden a esta organización y les dan la razón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s