Tamer Sarkis. Teorizando un poco Ucrania

movilizaciones Que en lo de Ucrania ha habido Subjetividad, y una subjetividad activa (que no es decir “actuante”), una subjetividad productiva (que no es decir “productora”), es una profunda trivialidad. La CIA no se dedica a articular muñecos de plastilina ni a teledirigir clones. He conocido estas semanas a personas cuyos conocidos ucranianos estaban en Plaza Maidán, y ni son neonazis ni pagados ni chechenos fundamentalistas ni tártaros neo-tribalistas. Son simplemente (pero fatalmente) un poco gilipollillas. Su problema, bajo la losa que las fuerzas objetivas le estaban colocando a Ucrania, es de autismo social, justamente por un exceso de subjetivismo.

El materialismo dialéctico nos dice que los seres humanos hacemos la historia; mas en condiciones operativas independientes de nuestra real o falsa conciencia sobre la imprenta material de nuestro hacer o sobre esas condiciones precisas. También más allá de nuestra voluntad y de nuestras representaciones mentales respecto del hacer y de nosotros mismos en tanto que sujetos (auto-representaciones). Luego Mao Tse-Tung, en un giro dialéctico de hondura, nos dirá que, de esas fuerzas productivas cuando se trata de propiciar cambio histórico, la fuerza determinante es la ideología. Las condiciones ideológicas en tanto que condiciones objetivas, son así revalorizadas por Mao, valedor de la tesis marxista en relación a la Entidad objetiva del sujeto (Tesis sobre Fuerbach), materia consciente y en tal medida praxis potencial…, o por contra reflejo mecánico de unas condiciones objetivas ideológicas cuya primacía él materializa con su acción enajenada. El Partido se fragua a partir de y a través de la ideología. En el Partido se conjugan como síntesis dialéctica la Vanguardia y las masas, proyectándose la Vanguardia como acción masiva transformadora y siendo las masas quienes se ponen a la Vanguardia protagonizando su transformación radical de condiciones de existencia.

O sea: a estas alturas de la película, pensar que bajo el imperialismo acontece la “incendiaria actuación espontánea ciega y fortuita” a posteriori corrompida por el Poder, como la serpiente corrompió a la buena humanidad con la manzana, es creer en el cuento judeocristiano del libre albedrío. En el cuento kantiano de la Voluntad libre, que Nietzsche desarticula. Y, sobre todo, es creer que los seres humanos tenemos más cojones de los que tenemos. Creerse que una banda de adolescentes hizo por su cuenta pintadas en los morros del edificio oficial sabiendo que les iban a zurrar, o que el vecino del 5º llegó de la oficina, se puso el pasamontañas, cogió el bidón y bajó a la plaza Maidan, es pura enajenación mental antropológica. Mitología insurreccionalista barata. La espontaneidad existe, pero en el sentido conciso de que una cierta cantidad de gente se suma a procesos proyectados y encendidos por quienes cuentan con el conocimiento táctico, la capacidad logística, la moneda y la retaguardia cubierta para hacerlo. Hay gente que se va sumando, tal y como los amigos ucranianos de mi conocida, fulgurantes viajeros desde Barcelona a Kiev, e incluso con los días o las semanas llega a cumplirse el axioma psicosocial de “subirse más o menos multitudinariamente al carro del ganador”. Pero los gestos iniciales y los primeros movimientos de piezas son hechos por Inteligencias estatales, unas u otras, casi siempre las mismas ya.

Por lo demás, las fuerzas objetivas que han producido y conducen el proceso tienen en alto valor a los “espontáneos”; el grueso de los últimos compone una estadística propagandeada a través de fotos y de filmación. Son, además, encuadrados y dotados como fuerzas de choque. No es raro apalizar o incluso disparar a los “espontáneos” que empiezan a ver las cosas y quieren disentir o salirse de las manis o de los disturbios. Todo el mundo es bienvenido a las primaveras prefabricadas; ancha es la puerta de entrada. Pero, una vez dentro, te atrapa la secta, y no siempre por seducción, sino a veces por rudo secuestro. Mas no nos engañemos: estos procesos se cuecen a fuego lento, de años, hasta el día D. El vecino del 5º no sabe de guerrilla urbana ni de enfrentamiento asimétrico como para llegar a tomar el Parlamento o un barrio urbano. Los indispensables son otros. No podemos ser tan naive los telespectadores “occidentales”, por más epopeya y literatura política mítica que nos traguemos, y que cuela al no auto-exponernos a procesos y situaciones semejantes. La “espontánea” imagen del Pueblo indefenso avanzando con brazos entrelazados frente a una siniestra lotería de obuses en primer plano, es irreal. Al espectador le parece real porque no se detiene a pensar la escena en relación a sí mismo en lo particular o a la hipótesis de reacción antropológica en general.

Con este artículo estoy lejos de negar la posibilidad de sediciones de base sociológica popular fuera de iniciativa y manejo Hegemonista. Me limito a decir que éstas no pueden darse más que habida una entre las siguientes condiciones: (A) Un partido leninista de nuevo tipo, subyacente, organizando de años e imprimiendo dirección (sentido objetivo) a la energía que su propia acción ideológica ha desencadenado y regularizado. (B) Una ideología total –humanista-, por ejemplo de tipo anarquista, que ha prendido. (C) Una u otra ideología de carácter imperialista –Islam Político, Neo-califalismo, Neo-nazismo…- y que se funde como afluente nutritivo con el río principal (es decir, con el proceso puesto en marcha por el Hegemonismo). Hablando en términos estrictamente socio-económicos, la base sociológica que nutrió las JONS en Castilla era eminentemente popular; sobre todo campesinos pequeño-propietarios y arrendatarios espantados por “leyendas de rojos”. Las JONS fueron la fusión del Bloque Social Campesino y de las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica. Esa base sociológica entroncó con el Proyecto Matriz trazado por las Potencias europeas en pro de suprimir la Soberanía española y liquidar su independencia nacional (encarnadas en la República). Para Ucrania, el anglo-sionismo ha estado formando una fuerza ideológica reaccionaria contando con un deslizamiento contemporáneo inter-generacional filo-nazi y anti-ruso que Nietzsche denominaría “reactivo” (Genealogía de la Moral, 1er Tratado). De cómo los errores metodológicos cometidos en Ucrania por el Camarada Stalin, engendraron ese poso, hablaré en un próximo artículo.

Tamer Sarkis Fernández,

Vice-director de DIARIO UNIDAD

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DISIDENCIA FABRICADA, IMPERIALISMO. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Tamer Sarkis. Teorizando un poco Ucrania

  1. Antisionista dijo:

    http://www.voltairenet.org/article182438.html
    MILITARES ISRAELÍES EN MAIDAN

  2. M.N. dijo:

    Ladies and Gentlemen: ya está todo claro.
    Que conste que me he arriesgado a opinar en cada momento de la crisis sin esperar a tener las últimas noticias. Ahora he atado los cabos y creo que tenemos una cuerda a la que agarrarnos para comprender lo que está pasando.

    Putin y Obama “conversaron” durante hora y media. ¿Hablarían de fútibol, recetas de cocina o qué? Porque el asunto aparentemente es propio de una conversación mucho más breve, digamos de media hora a lo máximo, explicaciones, detalles, hipótesis, planteamientos amenazas, ultimatums y como colofon, un desenlace. Vamos, si fueran algo serios.

    Es aún menos creíble el que necesitaran tanto tiempo, porque con seguridad sus asesores llevan meses y semanas hablando de todo lo habido y por haber, La realidad es que la OTAN no está en condiciones para intervenir en Ucrania, está lejos, para empezar y Rusia ya estaba dentro al empezar las protestas. No se mueven los hilos de una revuelta como dice T. Sarkis si no está el ejercito de la OTAN previamente desplazado sobre el teatro de operaciones. Y no lo estaba. La respuesta de Rusia era absolutamente previsible. Esto es un pasteleo.

    Lo que ha sucedido es que esto es un teatro que estaba pactado, y esto explica la espantada Rusa en Libia, se reparten el pastel. Yo te dejo las manos libres aquí y tu acá te haces el tonto.
    Rusia no quiere salirse del comercio mundial (finanza mundial, que es el ama y la gran beneficiada del mismo) porque no está en condiciones. Y ambos países (en esto tiene razón suprafascista) tienen un enemigo común: el Islam. Rusia lo tiene dentro de sus propias fronteras. Rusia va a recuperar Crimea a cambio de que los ejercitos de la OTAN se aproximen un poquito más a Moscú. El gas que necesita Europa (Alemania es la más interesada pero los demás lo están igual) tiene que pasar por Ucrania. Podría pasar por Polonia, pero dado el carácter belicoso y follonero de Polonia, ni Rusia ni Alemania quieren que ese país tenga el privilegio de cerrar el grifo del suministro en una de sus tradicionales subidas a la parra. Así que creo que el país se dividirá en dos, que es lo que estaba previamente pactado.Un poco más de teatro, unas tímidas sanciones y al cabo de unos meses, todos juntos al G8, a seguir cocinando y repartiendo porciones del pastel.
    El petróleo sigue siendo básico. Si caen Siria e Irán, Rusia está perdida, por eso los defiende. Pero el apetito de productos petrolíferos es voraz para EEUU, China, India y Europa. Europa no pinta nada, fue derrotada en 1945 pero como siervo-aliado recibirá su gas ruso sin depender de los países de oriente medio, directo de Rusia y por medio de un nuevo estado siervo de la UE.. Rusia ha cedido en África (donde EEUU quiere recuperar el tereno ganado por China) pero recupera Crimea, su salida al mediterráneo. El siguiente paso es aplastar el mundo islámico con sus yacimientos de petroleo (Saudilandia, Irak, Iran, Kuwait, etc) y su mala costumbre de rebelarse contra sus invasores. Se lo merendarán más adelante. Por eso oportunamente hubo una masacre ¡a cuchillo, para que se vea quienes han sido! en China en medio de la crisis de Ucrania. Ahí es donde supongo estaban los del programa de radio Kali Yuga. No obstante el Islam no puede triunfar nunca con las sectas salafis y wahabis, que además de necias, están manipuladas por EEUU y porque estas carecen de la fuerza de la razón y la convicción de un Islam de verdad. Algo sorprendente tendría que pasar, de otra manera la plataforma euroasiática es tan solo una engañifa. Nada es lo que parece, salvo que EEUU es la casa de lo judíos, de esto creo que no puede haber la menor duda.

    • danipirata80 dijo:

      Buf! MN te has superfascistado!! jajajajajajajajajja Joder, no se, no digo que no pueda ser como dices pero en fin, yo creo que al Putin le hubiese gustado que en Ucrania hubiesen seguido las cosas como estaban (le quitan un gobierno amiguete despues de tocarle las pelotas en Siria, menudo negociador estaría hecho el Putin!). Es muy conspiranoica incluso para mi esa visión del pacto Rusia-yankilandia, hasta ahí desde luego no puedo llegar, sería suponer demasiado. No creo que enemigo de Rusia sea el Islam, más bien serían los terroristas fanáticos manejados por occidente

      • M.N. dijo:

        Ten en cuenta que Putin le ha pedido recientemente a Obama que no se vaya de Afganistán, que deje un remanente militar y no abandone el país, porque se supone que “teme” a los talibanes. Cuando los USA invadieron Afganistan no presionó para que las repúblicas ex-soviéticas cercanas a Afganistan no alquilaran bases a las USAF, y eso también fue claudicar… ¿A cambio de qué? No lo sabemos.
        La timadora de las coletas estuvo en un tris de llegar a la presidencia cuando lo de la revolución naranja, ergo no se puede estar eternamente dando golpes de efecto (como la bajada de precios del gas) sobre la población ucraniana anti-rusa y podría ser que la espantada de Libia sin siquiera gemir (imperdonable porque ahí iba a ubicarse su base en el mediterráneo) fuera a cambio de recuperar Crimea, a fin de cuentas en arriendo por tan solo 40 años. Acabar con cuarenta años de incertidumbre para siempre, bien valen renunciar a Libia. El gobierno que había en Ucrania podía ser amigo, pero su perpetuidad no estaba garantizada, ni podía partir el país a pelo, porque tan tan amigo de Rusia tampoco era, nadie parte su propio país por más camaradería que tenga con el vecino. Ahí es donde entra el pacto y el teatro, ten por supuesto que estas cosas suceden, recuerda el 23 F..
        No sabemos lo que sigue, quizás entrar en Saudilandia. Nosotros no sabemos que hay detrás del escenario que nos presentan. Ni Putin es un bolchevique ni un nazi, tiene su plan y de momento sigue en el G8. Tampoco es que tenga tantas opciones. Piensa que si cediendo media Ucrania (y recuperando Crimea) se garantiza la venta de gas a Europa, eso son ganancias geoestratégicas. El día que llegara el gas desde Oriente Medio a Europa, el poder gasifero de Rusia deja de existir. Tampoco se lleva bien con China.
        Yo estoy tranquilo en ese aspecto, no habrá guerra en Ucrania y creo que la crisis estaba pactada, aunque es mi percepción personal.

      • danipirata80 dijo:

        Pues claro que teme a los talibanes, cualquiera con dos dedos de frente lo haría, quitaron al gobierno laico, claudicaron? yo no me atrevería a decir eso, USA estaba muy fuerte y lo sigue estando, diga lo que diga Alba Rico. “¿A cambio de qué? No lo sabemos” Exacto, lo demás es fantasear con pactos cuasi iluminatis y lo único que se consigue es confundir más a la gente y llegar al ninismo vía Al Qaeda. Y sí, sigue en el G8, igual debería estar mejor en un bunker metiendose rayas pero se da la circunstancia de que seguramente Putin no esté chalado. China ya ha dicho que le apoya con lo de Ucrania. Espero que tengas razón y no haya guerra

      • M.N. dijo:

        Y para mayor abundamiento…. está el tema del petroleo y el gas. Rusia no es tan bondadosa con Ucrania como parece y la cosa viene de lejos:

        La secesión de Criméa con su posterior anexión, le da a Rusia la solución de una serie de cuestiones estratégicas:
        – La conexión de gas para Crimea, que hasta ahora era prácticamente dependiente de Ucrania en infraestructuras y recursos ,ahora será de Rusia;
        – Neutralización o toma bajo control por parte de Rusia de los proyectos en perspectiva para la exploración y extracción de gas en el Mar Negro, que se iniciaron por parte de Ucrania, con la participación de las principales empresas europeas y americanas.
        – Privación a Ucrania de acceso a la mayor parte de la exploración y extracción de los yacimientos de gas y de los recursos hidrocarburíferos en el Mar Negro;
        – Obligar a las compañías de petróleo y gas de América y Europa a que salgan del segmento norte del Mar Negro;
        – Privación a una “Ucrania sin Crimea” del espacio principal de la zona económica exclusiva en el Mar Negro.

        Y mucho más:
        http://geostrategy.org.ua/en/analitika/item/323-gazovyie-podtekstyi-krizisa-v-kryimu/323-gazovyie-podtekstyi-krizisa-v-kryimu

        El corredor sur, oleoducto que creo estaba paralizado por la UE, ahora es la mejor opción, puesto que Ucrania es “inestable”. Saldrá de Rusia hacia Bulgaria por el Mar Negro, y podrán ahorrarse muchos kms de linea submarina sobre el trazado original que ahora pasará por territorio ruso (Ucrania) con un ahorro de 2.000 000 000.0000 (20 billones en inglés, 2 billones en español) de dólares. No es por nada, pero Ucrania y Polonia, países eslavos, quedan fuera del control de gaseoductos, porque por el norte también se está evitando Polonia, pasando bajo el mar por el norte con destino Alemania….

      • M.N. dijo:

        Yo creo que todo esto explicaría porque se cedió tanto en Libia.
        Después de esto, como también hay petroleo ahora en el mediterráneo oriental (cerquita de Israel) hay otra tanda de tiros a solucionar (Siria) y como te dije antes, no es que Rusia sea enemiga del Islam, ahora se lleva de cine con Chechenia, sino que el petroleo es el petroleo y hay mucho ajedrez que jugar en la zona donde más petroleo hay.

  3. Antisionista dijo:

    Joder M.N, tu razonamiento es muy coherente y explica lo de Libia.

  4. Kerl dijo:

    Como bien decía Nietzsche: ¿Qué dosis de verdad puede soportar el hombre?
    Y lo cierto es que a ciertos niveles, lo único que cuenta es la dialéctica de poderes, tal como una ecuación. El edulcorar la realidad es una estrategia de supervivencia o de dominación, según la circunstancia en la que se dé.

    Que EE.UU se reparta las migajas de los satélites con Rusia no tendría nada de excéntrico, simplemente sería la negociación de dos Estados para obtener un beneficio mutuo. Un Estado o es potencia (según L. von Ranke:capaz de subsistir sin terceros) o es satélite, y los satélites pueden cambiar de órbita según les convenga a las potencias. La historia diplomática de la Europa del siglo XVIII es un excelente ejemplo de ello, y sin trapos calientes ni tramoya destinada a la digestión del “gran público´´ ; en aquella época no se requería la alienación mental de las masas, solamente que pagasen impuestos y que no fuesen revoltosos.

    No tengo pruebas para afirmar o refutar que lo está pasando en Ucrania estuviese pactado de antemano o no, pero teniendo como antecedentes lo que pasó después de la IIª G.M en el reparto de Europa, no me extrañaría nada, y por cierto, por casualidad o no tal reparto se dio en Yalta, península de Crimea.

    Lo que ha escrito Danipirata arriba: “Exacto, lo demás es fantasear con pactos cuasi iluminatis y lo único que se consigue es confundir más a la gente y llegar al ninismo vía Al Qaeda. ´´ tiene sentido, pero según la dosis. No es lo mismo la dosis completa que la dosis parcial. La dosis completa sería que tanto Rusia como EEUU solamente se dedican a contemporizar al mismo nivel de rapiña, esa dosis aplicada a fisiologías poco acostumbradas puede provocar ninismo salafista, que será hábilmente instrumentalizado por alguna potencia para conseguir ciertos beneficios. Sin embargo la dosis parcial simplemente se limita a hacer de Putin y su política una figura, un símbolo, y no una realidad, con el objetivo de tomar tal símbolo como mito movilizador para cambiar una situación presente.
    Podría ser que Putin fuese simplemente otra figura instrumentalizada por el sionismo internacional para seguir el juego de la dialéctica entre potencias como medio para el cambio controlado, pero, a nosotros,en nuestra actual situación, no vamos a tener que tratar a nivel operativo con Putin, por lo que tal hecho no nos concierne. Sin embargo, lo que sí podemos instrumentalizar es la figura del político patriota que lucha contra los intereses foráneos.

    Bueno, espero no haber sido muy pedante. Para quien quiera informarse sobre el tema de la dialéctica construida entre potencias, que lea a Antony C. Sutton. Aquí su libro sobre cómo EEUU financiaba constantemente a la URSS e incluso le transfería tecnología punta para continuar con la “carrera armamentística´´: http://reformed-theology.org/html/books/best_enemy/index.html

    Tras Franco, A. Suárez intentó hacer una política de acercamiento al movimiento de países no alineados e incluso llegó a viajar a Cuba para estrechar lazos con Fidel (foto http://resizer.nortecastilla.es/resizer/resizer.php?imagen=/deliverty/demo/resources/jpg/3/6/1296234709863.jpg ) pero tal política de “independencia nacional´´ no gustó a muchos, empezando por la derechona anglófila franquista, que obviamente lo quitó de en medio con el golpe del 23-F (aunque él se lo olió antes y renunció al cargo unos días antes) Moraleja: En política no esperes el apoyo gratuito no fortuito ni mucho menos la pasividad del contrincante, si quieres llevar una política ambiciosa de cara al exterior lo mejor es que tengas las suficientes palancas para controlar calle y la opinión, y en eso Chávez dio una lección tremenda, no por casualidad él que era militar comparaba el programa de “aló presidente´´ a la artillería pesada.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s