Google y Hillary Clinton ayudaron a Al Qaida a desarrollarse en Siria

Google ayudó a Al Qaida y otros grupos salafistas, como los Hermanos Musulmanes (amiguitos reconocidos de Killary), a conseguir nuevos miembros al principio del conflicto sirio, señalan documentos secretos publicados por el sitio WikiLeaks.

El director de Google Ideas, el judío Jared Cohen, coordinó las acciones para favorecer a los grupos calificados como “rebeldes” con la entonces secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y el vicesecretario de Estado de EEUU, William Burns (premio “Distinguished Statesman Award” de la judaica Liga Anti-Difamación). Google ayudó con su experiencia en el sector de las telecomunicaciones a alentar al conflicto en Siria.

En Julio de 2012, Google creó una herramienta de software, con la que las deserciones en Siria podían ser seguidas, y esta información era difundida luego en Siria a través de la imperialista cadena Al Yazira. Según la conspiración de los responsables norteamericanos y Google, esto debería animar a más personas a coger las armas y unirse a las filas de los grupos armados. El entonces director de Planificación Política de Obama, Jake Sullivan, dijo a Hillary Clinton, del que fue asesor en la última campaña presidencial, que ésta era “una muy buena idea”.

La administración estadounidense en 2012 ya era consciente del hecho de que la oposición en el conflicto sirio consistía principalmente en Al Qaida y otros grupos terroristas. En un informe interno de la administración estadounidense, entonces secreto pero hoy público y disponible, sobre el conflicto sirio, se afirma, que “los salafistas, la Hermandad Musulmana y Al Qaida son las principales fuerzas que impulsan la insurgencia en Siria”.

Además, el surgimiento del Estado Islámico (EI) fue anticipado como resultado de una Al Qaida fortalecida a lo largo de la frontera sirio-iraquí: “Existe la posibilidad de establecer un emirato salafista declarado o no declarado en el Este de Siria (Hasakah y Deir Ezzor) y esto es exactamente lo que quieren los poderes que apoyan a la oposición”.

El apoyo a Al Qaida era, así pues, algo aceptable para la Administración de EEUU en 2012, sólo 11 años después de los atentados del 11-S contra las Torres Gemelas en EEUU y después de que miles de sus soldados hubieran muerto en las guerras de Afganistán e Iraq. Sullivan escribió un email a Clinton sobre el conflicto sirio en 2012 en el que decía: “Al Qaida está a nuestro lado en Siria”.

De este modo, Google, que intenta ganar la confianza de sus usuarios con su eslogan -No seas malo- desde el año 2000, ha estado también implicado en estos tratos con el diablo. Google también forma parte, de hecho, del complejo militar industrial de EEUU, ya que suministra productos y servicios esenciales para la realización y sostenimiento de las operaciones militares de EEUU, como el director de la NSA, Keith Alexander, ha revelado.

Al Masdar News

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IMPERIALISMO, JUDIOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s