El 15M (3): el “mundo feliz” del globalismo

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.

Cada vez es mayor el número de pruebas y testimonios que demuestran que el 15M fue movimiento de disidencia controlada diseñado por la plutocracia globalista que conspira por el NOM. Esta plutocracia consiste en una «casta» endogámica donde se interrelacionan prebostes financieros, tecnócratas falsamente «progresistas», intelectuales «de hoz y Martini», y políticos de ideología globalista de toda calaña y condición, organizados a través de una variada red de fundaciones y ONGs que, bajo su aparente humanitarismo y su intención de promover los derechos sociales y la democracia, esconden el patrocinio y mecenazgo de quien es el patriarca general de este clan, el padrino de todas las mafias globalistas que en el mundo son: George Soros.

Para cualquiera que se tome la molestia de investigar en la trama del 15M, le resultará evidente que todos sus hilos conducen hacia el megaconspirador. Cada vez son más los colectivos que investigan en sus plataformas esta siniestra trama, entre los cuales destaca «Utopía», donde Andrei Kononov es el máximo investigador del complot mundialista que se oculta tras el 15M, y hacia él remiten todos los trabajos realizados en este ámbito.

Empecemos por la plataforma «15M.CC», que se define a sí misma como « un “paraguas” de proyectos sobre el 15M, el movimiento ciudadano nacido el 15 de mayo de 2011 en España. El objetivo de 15M.CC es facilitar el mayor número posible de narraciones en torno al 15M: que todo el mundo pueda contar “su 15M”».

Aunque afirman que «no somos el 15M», con respecto a cómo surgió el movimiento dicen que: «El pasado 15 de mayo, la manifestación convocada por ¡Democracia Real YA! dio paso a lo que se ha conocido como el «movimiento del 15M», un despertar de conciencia colectivo sin precedentes en España. A partir de ese día, cientos de personas se hicieron habituales en torno a la Puerta del Sol y algunas, como nosotros (Pablo Soto, Stéphane M. Grueso y Patricia Horrillo), empezaron a relatar lo que estaba sucediendo a través de las redes sociales y de blogs».

¿Quiénes son estos personajes? Stéphane Grueso es el tesorero de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ―creada el 20 de noviembre de 2014―. Aunque en apariencia su objetivo es luchar contra las amenazas a la libertad de expresión e información, todo se clarifica si tenemos en cuenta que es financiada por el Open Society Foundations (OSF) de George Soros.

En cuanto a Patricia Horrillo, ejerció como «consultora de comunicación» para la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), financiadora de muchas de las ONGs que intervinieron en el 15M, y organización cuyas actividades están en una línea parecida a la de las fundaciones de Soros. Según afirma Anrei Kononov, «la AECID no sería sino la contrapartida española de agencias gubernamentales u ONGs como la USAID, NED, IRI, NDI, Freedom House o el Open Society Foundations. Todas ellas son instituciones y organizaciones que suelen entrometerse en la vida política y social de naciones soberanas bajo la excusa de defender ciertos ideales “humanitarios” como la “ayuda a la cooperación al desarrollo”, la “defensa de los Derechos Humanos” o la “promoción de la democracia”, muchas de las cuales reciben financiación de fondos de gobiernos occidentales».

Un grupo considerable de los «indignados» del 15M están relacionados, de una u otra manera, con el AECID, de quien el mismo Kononov afirma que fue la financiadora ―con fondos públicos― del CEPS, la fundación que constituyó el germen de Podemos.

Capítulo aparte merece Pablo Soto, programador informático que ahora ejerce de concejal de participación ciudadana en el Ayuntamiento de Madrid ―quien dijo aquello de que «había que torturar y matar a Gallardón»―, que va de anticapitalista a pesar de su intensa actividad empresarial, pues aparece vinculado a seis sociedades distintas. Entre ellas destaca «Foofind», buscador subvencionado con 1,6 millones de euros por el gobierno de Zapatero, y que en la actualidad se encuentra inactivo.

Soto se presenta en su web como un «desarrollador de software» atraído «por el movimiento de la cultura libre» y la «defensa del procomún». Y aquí nos topamos con una de las claves del movimiento antisistema que promueve los «ayuntamientos del cambio»: «el procomún».

Según se afirma en la plataforma «Medialab-prado» ―perteneciente al Ayuntamiento podemita de Madrid―, «el procomún es la nueva manera de expresar una idea muy antigua: que algunos bienes pertenecen a todos, y que forman una constelación de recursos que debe ser activamente protegida y gestionada por el bien común. El procomún lo forman las cosas que heredamos y creamos conjuntamente y que esperamos legar a las generaciones futuras».

El concepto de procomún ―traducción al castellano del “commons” anglosajón― es la esencia del «laboratorio de pensamiento» conocido como la «Fundación de los Comunes», surgido a raíz del 15M, que desempeñó un papel muy importante en la aparición de las primeras apuestas municipalistas de las llamadas «Confluencias» de Podemos.

Su planteamiento subversivo se centra en tres ejes esenciales: el procomún, el municipalismo, y la tecnopolítica. Es muy revelador el hecho de que muchos de los «espacios colaborativos» desparramados por toda España que están hoy integrados en la Fundación de los Comunes, jugaron un papel activista destacado en el 15M. Por ejemplo, el «Patio Maravillas». Por cierto, Guillermo Zapata y Pablo Soto ―concejales que pertenecieron a ese «Patio»― prometieron su cargo en el Ayuntamiento utilizando una sospechosa fórmula: «Sí, prometo. Omnia sunt communia!», expresión que viene a significar «todo es de todos», o «todo es común».

Según la web colaborabora.org, «el procomún es un antiguo concepto jurídico-filosófico, que en los últimos años ha vuelto a coger vigencia y repercusión pública, gracias al software libre y al movimiento “open source”».

«Open source»… solamente la palabra «open» nos remite a la marca distintiva de muchas de las funciones asociadas con el OSF de Soros. En efecto, «filántropos» globalistas como Soros o Bill Gates han desembolsado cantidades millonarias para favorecer la iniciativa Open Source, como reconoció en 2011 la web «On The Commons».

También es muy clarificador que los mayores estudiosos del procomún a nivel mundial ―Jochai Benkler y David Bollier― aparezcan estrechamente ligados a instituciones financiadas por la fundación Ford, Soros, Rockefeller, y compañía.

A su vez, el procomún es la joya de la corona del «Open Goverment» ― «Gobierno abierto»―, un proyecto sociopolítico apadrinado ―como su mismo nombre indica― por la OSF. Hace poco se celebró en París la cuarta cumbre internacional de la «Alianza para el Gobierno Abierto» (AGA), dependiente del proyecto Open Government Partnership (OGP), puesto en marcha por Obama desde el primer día de su mandato.

La financiación de la OGP no tiene desperdicio: la Open Society, de George Soros; la Omidyar Network, muy implicada en el golpe de Estado ucraniano del Euromaidán; la Ford Foundation, tradicionalmente vinculada a la CIA… La creme de la creme, vamos.

Uno de los objetivos fundamentales del OGP es promover la participación de los ciudadanos en las decisiones políticas a través de las ONGs, y no a través de los parlamentos. Por ello, los países que pertenecen a la OGP son obligados a debilitarse para beneficio de las ONGs y las fundaciones de las empresas acreditadas. En realidad, el Open Goverment no es sino una versión de la Opens Society de Soros.

La novedad de esta cumbre parisina fue que por primera vez se aplicó el Programa Piloto Subnacional, mediante el cual también los ayuntamientos pueden adscribirse al OGP. ¿Adivinan cuál fue uno de los 15 ayuntamientos que se integraron en la «Alianza para el Gobierno Abierto»? Sí: el Madrid podemita. Y, ¿quién representó a Madrid? Pues Pablo Soto, uno de los destacados «indignados» del 15M, el entusiasta del procomún.

El objetivo final del OGP es crear una red de ciudades independientes, inteligentes («smart cities»), basadas en la economía corporativa, la autogestión y la sostenibilidad de los «procomunes». Es decir: un verdadero «mundo feliz».

En el activismo del OGP destaca el informe que elaboraron Carmena, Colau y Anne Hidalgo ―alcaldesa de París― durante una reunión en octubre de 2016, donde se afirmaba que la noción tradicional de Estado estaba obsoleta, porque «lo que es global ya no es concebible sin lo que es local, ni lo que es local sin el global, por lo que resulta incongruente relegar a las ciudades al papel de observadoras en los grandes debates globales». Por cierto, Colau es vicepresidenta de de la asociación de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU).

Dicho en plata, el objetivo real del OGP es sustituir los gobiernos nacionales por una red de gobiernos locales con sede en ciudades independientes. O sea, la vuelta a las «polis» clásicas. Un plan perfecto para eliminar los Estados-Nación, paso imprescindible para la consecución del gobierno mundial que persigue el NOM.

Al respecto, un analista de «Katehon» ―«laboratorio de pensamiento» que aboga por un mundo multipolar y pluricéntrico― afirma que: «El objetivo final de tinglados como el de la «Alianza para el Gobierno Abierto», en el que el ayuntamiento podemita de Carmena participa tan gustosamente, es el de hacer más eficiente el capitalismo y dar una vuelta de tuerca más al control de masas, a la ingeniería social y a la manipulación de los seres humanos, todo ello bajo la excusa de una mayor participación y democratización. Son experimentos que apuntan a consolidar las estructuras transnacionales sacrificando el poder de las soberanías nacionales para dejarlo en manos de gestores y técnicos que gestionarán la “eficiencia” de las ciudades y municipios a una escala “glocal” (local y globalmente) en una suerte de distopía orwellesca».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DISIDENCIA FABRICADA, IMPERIALISMO, JUDIOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El 15M (3): el “mundo feliz” del globalismo

  1. Iosu dijo:

    La intención de todo ese montaje está tipificado en los artículos 248 a 251 bis del Código Penal como delito de estafa, variable tocomocho.

    Un enorme carretón de pedantería y charlatanería al servicio de las grandes empresas de telecomunicaciones: https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_inteligente

    Un sofisticado cagarro, no solo para que nada cambie, sino para hacernos cada vez más gilís.

    Destruir el Estado-Nación y la política a cambio de una pamema.

    Por todo ello es lógico a que los snobs de toda laya, a los mega-super-gili-progres y sobretodo al judeo-troskismo podemita, se le haga el culo gaseosa con el invento.

    Fijaros qué nivelazo:

    – “El Smart City Expo World Congress (SCEWC) (…) contará con un enfoque especial donde “conceptos como el commoning, la economía circular y el uso ético del big data serán clave” http://economia.elpais.com/economia/2016/11/04/actualidad/1478273834_049837.html

    – “El aire, la biodiversidad, el genoma, el lenguaje, las calles, Internet… Los comunes no nos rodean: nos atraviesan y constituyen, nos hacen y deshacen.” “Los temas incluyen monedas alternativas, maquinaria agrícola de código abierto, bosques comunitarios, comunes de co-aprendizaje, comunes de teatro, proyectos de mapeado, el procomún urbano, los comunes digitales y mucho más.” “Supone la deconstrucción de algunas dicotomías que damos por sentadas, como las dicotomías entre lo público y lo privado, lo colectivo y lo individual, lo racional y lo irracional, ya que en la esfera de los comunes estas polaridades se confunden.”.

    P.D.:
    – Un consejo sostenible, saludable y ético: Si andáis estreñidos, leed la entrevista completa en el diario trosko-sorosiano, os vais a cagar.
    http://www.eldiario.es/interferencias/Pensar-comunes-entrevista-David-Bollier_6_489661061.html

    – Espero no morir sin ver inaugurado el gulag de Los Monegros para todos estos estafadores y parásitos. Disculpad la largura del comentario, es que me gusta explayarme con esta gentuza .

  2. Mª Luisa dijo:

    Lo peor es que acabarán llevando a cabo los propósitos expresados en el artículo, porque ya han convencido a una gran parte de la juventud, quienes nos sustituirán en el futuro. Es bueno que lo sepamos, pero está claro dónde vamos a acabar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s