Fracaso total de la visita de Netanyahu a Moscú

En contraste con su viaje anterior a Rusia en abril pasado, donde recibió un regalo del presidente ruso Vladimir Putin, a saber, los restos de un soldado israelí muerto en 1982- su 13ª visita el jueves pasado en Moscú fue más que un fiasco. La humillación de Netanyahu alcanzó su punto culminante cuando esperó más de tres horas en una sala para encontrarse con Putin, quien literalmente se negó a discutir con él la presencia de Irán y sus aliados en Siria e Iraq.

El sitio web israelí Walla dijo que la reunión de Netanyahu con Putin el jueves fue precedida por la “espera de casi tres horas” de Netanyahu. “Putin hizo esperar al primer ministro israelí el mayor tiempo posible”, señala la publicación.

Ante la reprensión del presidente ruso, “Netanyahu incluso se comprometió a no violar la soberanía siria”, señaló Walla, que señaló que cuando Netanyahu regresó a Tel Aviv, tuvo que ocultar el episodio para salvar la cara, De hecho, el viaje de Netanyahu a Rusia terminó sin resultados tangibles. Peor aún, en asuntos relacionados con Irán, Rusia se negó a discutir las peticiones del primer ministro. “Netanyahu falló una vez más en lo que se refiere a cambiar la postura de Moscú en relación a la continuación de su cooperación con Irán, y se enfrentó cara a cara con la fuerte oposición de Putin”. Cuando habló de “amenazas iraníes” en Siria, Putin calificó esta expresión de “expresión repetitiva”, dejando a su interlocutor sin palabras.

El fracaso de Netanyahu en el tema de Irán se ha extendido a Iraq. Hace dos días, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí describió las relaciones con Rusia como “una convergencia real” que “permitirá a las dos partes confrontar los desafíos comunes”. El portavoz de la diplomacia iraquí, Ahmad al Sahaf, anunció la visita los días 6 y 7 de octubre de Lavrov a Bagdad, un viaje donde se abordará la cuestión de la venta de S-400 a Iraq para proteger los cielos de ese país”. De este modo, también en Iraq, Moscú desafía a Tel Aviv.

En resumen, la situación de Netanyahu durante su visita a Rusia fue demasiado humillante, tanto que Putin le advirtió contra futuros ataques contra el Líbano, Siria e Iraq. De momento, los cazas rusos Su-35 han abortado tres ataques israelíes contra el Sur de Siria y los sistemas antiaéreos rusos podrían pronto blindar los cielos de Iraq.

Source: Al Manar.

Esta entrada fue publicada en SIONISMO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s