OTAN FELLATIO: EL ACOSO DE LOS PERROS DEL IMPERIALISMO YANKIE

Tienen un logo de un perrito japonés de raza shiba inu vestido de militar y con un fusil en ristre. Pero esto es muy engañoso. No son perros, son lobos, como esos hombres-lobo nazis que luchaban contra el ejército rojo mientras el III Reich se desmoronaba. Éstos fueron el punto de partida de la Red Gladio, una red secreta anticomunista montada por la OTAN en Europa para impedir el crecimiento del comunismo por cualquier medio (desde la desinformación al terrorismo.) Curiosamente, una de los grupos insurgentes en los que se basó esta red fue la UPA del colaboracionsta nazi ucraniano Stepan Bandera, un personaje al que el actual régimen de Kiev lleva años rindiendo homenajes. Ahora, con el recrudecimiento del conflicto de Ucrania, la OTAN ha vuelto a crear otras redes, una de ellas diseñada para la guerra informativa. Dicho engendro se conoce por las siglas NAFO (North Atlantic Fellas Organization) y pasa por ser un artefacto ultramoderno de la guerra híbrida del siglo XXI, aunque en realidad es algo que ya usó la OTAN tras la Segunda Guerra Mundial. Ahí está, por ejemplo, la emisora Radio Free Europe, detrás de la cual estaba (y está porque la emisora aún existe) la CIA, que contribuyó al derrocamiento de los gobiernos comunistas de la Europa del este, con la URSS a la cabeza. Solo que ahora, y esto sí es nuevo, la propaganda otánica también circula por internet, en especial por las redes sociales.

Al parecer el logo y el nombre de esta trama otánica se originó en la cuenta de twitter @Kama_Kamilia que, como se puede comprobar si se visita, está radicada en Langley, Virginia, o sea, en la sede de la CIA. Su propietario tiene fuertes vínculos con la Legión Georgiana, un grupo de paramilitares de extrema derecha apoyados por el gobierno antirruso y pro OTAN de la ex república soviética de Georgia que se ha dedicado a masacrar a la población rusófona del Donbass ucraniano desde el golpe de estado del Maidán en 2014. Apoyado principalmente por el expresidente Mijeíl Saakashvili (acusado por el actual gobierno georgiano de crímenes contra los derechos humanos). Este grupo de psicópatas estaba dirigido por Gia Tsertsvadze, un asesino tan sanguinario que incluso el régimen de Kiev le llegó a encarcelar. Y hablando de psicopatía, una de las gestas de estos perretes de la OTAN es hacer un crowdfunding para el ejército ucraniano en que los donantes recibían como premio poner su nombre en los misiles que los ucronazis lanzaban sobre la población civil del Donbass. Esta iniciativa se llevó a cabo a través de la página web signmyrocket.com (firmamimisil.com).

El trabajo de los NAFO se suele calificar como shitposting, o sea, «colocar mierda» en las redes. Esto se consigue de dos formas: troleando las cuentas del enemigo, en este caso de cuentas prorrusas o simplemente anti-OTAN, o esparciendo bulos y desinformación. En ocasiones, el troleo se puede convertir en auténtico acoso como en el caso de las cuentas de Julián Jiménez (alias el «profe rojo») o el coronel Pedro Baños (este último, que no es ni prorruso ni comunista, es por ser simplemente crítico con la estrategia provocadora y belicista de la OTAN.) En cualquier caso, los NAFOS barren permanentemente la red para que quien dice una palabra en contra de la OTAN sea vilipendiado por un ejército de bots. Otras veces usan el poder que les da la OTAN para que Twitter, Facebook u otras redes sociales bloqueen temporalmente o directamente cierre para siempre la cuenta de quien no sigue a pies juntillas el discurso otánico.

El recurso a la manipulación de la información en medio de un conflicto bélico es algo lógico y comprensible. Los dos bandos juegan la baza informativa. Hasta ahí nada que criticar. Lo que sí es criticable es que los medios de comunicación occidentales, esos que se jactan de ser plurales y objetivos, esos que claman contra la censura y que dicen luchar contra las fake news y la desinformación, usen como fuentes a estos perros otánicos, a los que además hacen pasar por imparciales expertos. Esto es muy grave en el caso de la cadena de TV pseudoizquierdista la Sexta de Soros, donde, en programas como Al Rojo Vivo, el periodista corrupto Antonio G. Ferreras invita a expertos sacados de think tanks de la OTAN como The Political Room o NAFOs reconocidos como el «analista de inteligencia» Jesús Manuel Perez Triana, agresivo troll otánico muy activo en Twitter y que también trabaja para Economía Digital, asociado a Atresmedia y colaborador de Business Insider (1)


Puto perro otanista. Se le debería caer la cara de vergüenza al «independiente» este

Y no es solo grave porque atente contra el artículo 10 de nuestra Constitución, que reza que el consumidor de noticias tiene el derecho a recibir información veraz, sino porque la parcialidad de estos «expertos» no es una parcialidad cualquiera: es parte de una estrategia de una organización, la OTAN, que ha creado redes terroristas y fascistas como la red Gladio, cuya existencia está reconocida en un documento por el mismísimo parlamento europeo. Y además porque a la desinformación y troleo de los NAFOs hay que unir la censura de medios de comunicación internacionales como RT o Sputnik, sin orden judicial siquiera, y el secuestro de cuentas de redes sociales que no siguen la narrativa oficial favorable al ucronazismo y a la OTAN.

1. propiedad del grupo Axel Springer SE caracterizado por el apoyo explícito al estado de Israel y a la OTAN, la solidaridad con Estados Unidos y la defensa del libre mercado. Springer hizo donaciones a título personal a entidades sionistas.

Según la académica alemana Gudrun Kruip, de la Stiftung Bundespräsident-Theodor-Heuss-Haus, Axel Springer SE y sus filiales difunden una visión fuertemente proamericana en la que la crítica a la política exterior de EE.UU. está prácticamente ausente. En una entrevista con The Nation, dos ex oficiales de la CIA alegaron que Axel Springer recibió 7 millones de dólares de la CIA para apoyar los intereses geopolíticos estadounidenses con su editorial. Aunque no han salido a la luz pruebas concluyentes, Kruip considera creíbles las acusaciones de los agentes de la CIA, ya que Springer, según su propia autobiografía, no tenía dinero para financiar realmente la editorial cuando se fundó, por lo que era poco probable que pudiera financiar su rápido ascenso sin «dinero del exterior». A partir de 2021, Axel Springer SE nombra la «solidaridad con los valores libertarios de los Estados Unidos de América» como uno de sus principios fundamentales en su propio sitio web.Muchos académicos y observadores independientes alegan un «servilismo a los intereses geopolíticos estadounidenses» de la editorial y sus filiales hasta el día de hoy. Según Foreign Policy, Axel Springer SE «tiene un historial de décadas de doblar la ética periodística para las causas de la derecha».

En marzo de 2021, Der Spiegel informó de las acusaciones de que el director de Bild, Julian Reichelt, había ascendido a varias empleadas jóvenes a cambio de sexo y había intentado comprar su silencio antes de despedirlas. Ambos informaron de que Axel Springer había investigado y desestimado las denuncias contra Reichelt, y había procedido a suprimir la información sobre la controversia por parte de otros medios. Al parecer, el director general, Mathias Doepfner también estaba dispuesto a apoyar a Reichelt debido a las fuertes inclinaciones políticas de derechas de este último. Más tarde, ese mismo mes, Axel Springer dio marcha atrás y despidió a Reichelt.

Esta entrada fue publicada en IMPERIALISMO, SIONISMO. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a OTAN FELLATIO: EL ACOSO DE LOS PERROS DEL IMPERIALISMO YANKIE

  1. María Luisa dijo:

    Muy elocuente y veraz artículo, donde se vuelve a colar reiteradamente los adjetivos «fascista» y «nazi» para calificar a lo otanoide, cuando sus secuaces acabaron con los llamados fascismos en la IIGM. Un tema para vuestra reflexión.

  2. Jesús dijo:

    Encuentro las mismas objeciones que María Luisa. Ni fascista, ni tampoco nazi, son adjetivos que se puedan utilizar en este conflicto. Aprecio que Ucrania es un estado tenebroso donde el Terror persigue a los disidentes ucranianos para secuestrarlos, torturarlos y asesinarlos.
    Si en Rusia reinará un tirano tipo Stalin yo no le apoyaría. Pero Putin es de formación cristiana y hombre de valores tradicionales.

  3. danipirata80 dijo:

    Hice un cortapega, normalmente ya sabéis que les llamo judeo-nazis para distinguirlos del fascismo no otanista y antisionista que está en retirada desde hace años. Os comprendo aunque no tenga la simpatía por el fascismo. Un abrazo a los dos y gracias por seguir ahí.

    • María Luisa dijo:

      Dani, eres genial. En el fondo, si dejamos al margen las etiquetas, tenemos un pensamiento muy parecido. La pena es que seamos tan pocos…..

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s