Fotos virales de niños; otro frente propagandístico de la guerra siria

Medios y periodistas levantan imágenes generadas por Al-Qaeda.
La última historia difundida por los títeres otanistas para demonizar al gobierno sirio y los rusos fue la imagen del niño Omran Daqneesh, este famoso “niño sirio en la silla naranja” fue usado por los grupos terroristas para simular que fue víctima de un ataque áereo convirtiéndose en uno de los “sobrevivientes” y en un “icono internacional” para el mundo de la prensa. Lo cierto es que ésta historia resultó ser otro “fake” guionizado y coordinado por grupos terroristas y organizaciones mangantes «humanitarias» de la CIA.

Para más detalles: Para Londres, la propaganda de guerra es un arte por Thierry Meyssan

Publicado en IMPERIALISMO | 1 Comentario

Teorizando un poco Ucrania

193072_162114_5

Por Tamer Sarkis Fernández, vicedirector de DIARIO UNIDAD

EL ESPEJISMO DE LO ESPONTÁNEO

Da asco haber tenido que oír durante más de dos años a una masilla de indignados patrios empatizar con la turba de indignados ucranianos. “Denunciamos el curso que ha tomado el movimiento, pero apoyamos el hecho de la rebelión popular ucraniana”. Que es tanto como decir: “Estoy contra el curso tomado por la bala que asesinó a aquel niño desarmado, pero a favor de que la bala saliera del cañón. No en vano, esa pistola podría haber sido apuntada y disparada, en cualquier otro lugar, contra algún bellaco”.

Pero resulta que las balas no toman curso ni salen ellas de los cañones, lozanas. Ni tampoco las pistolas podrían haber estado en otro lugar más que justo en aquél donde fueron colocadas por unas precisas correlaciones de poder. El curso tomado era algo determinado a priori por las características del acto. Lo demás no son más que engaños del lenguaje; aunque -es curioso- la expresión misma se integra también como parte de lo denunciado: nótese “engaño del lenguaje”. De esta especie de síndrome del sujeto-espejismo (“irrumpe el trueno”, “el relámpago resplandece”, “pienso lo que quiero”, “la bala sale del cañón”, “la bala está tomando curso”, “el movimiento se mueve por derroteros lejanos a los suyos propios”…) nos alerta Nietzsche en Genealogía de la Moral, 1er Tratado.

Para el caso, “Pueblo de Ucrania” pasó a ser un ente en sí en el imaginario romántico de nuestro indignado, cuando todo Pueblo es en realidad el producto del conjunto de sus relaciones sociales (materiales e ideológicas) operativas sobre sí mismo (Marx, Tesis sobre Feuerbach). Sin embargo, nuestro indignado no se conforma con pensar una caractereología metafísica (un “ser Pueblo” en sí). Además –y he aquí lo grave- al traducirse para sí como “rebelión popular” las fragmentarias imágenes que le llegan del espectáculo, el espontaneísta ibérico vuelve a dejarse llevar por la fantasía del sujeto espectral e identifica al adjetivo “popular” con un sujeto actor en lugar de tasarlo en su justa medida, esto es, en tanto que sujeto actuado: agente y vehículo del proceso.

Pues lo actuante (lo motriz y lo in-formante al agente) es, como no podría ser de otro modo, materia social políticamente ordenada y así habilitada para tornarse conciencia en el seno del sujeto agente (cierta parte de la población ucraniana) a través de propiciar la codificación ideológica de éste. Puede tratarse de una u otra codificación: funcional a la producción soberana de vida social en dialéctica con los factores productivos insertos en el medio físico, o bien funcional a los expoliadores del grupo humano y del medio físico. Y en Ucrania, ¿de qué codificación hablamos?. ¿Quiénes han ido poniendo en juego materia social deliberadamente orientada hacia el fin ideado (y logrado)?: recursos, dinero, “personalidades”, megafonía, armas, hombres importados, periodistas, respaldos diplomáticos y presiones, organización, aprendizaje táctico, una estrategia y metodología de acción…

RACIONALIDAD E IDEOLOGÍA ACTUANTES SOBRE EL SUJETO AGENTE

¿Desde qué racionalidad pusieron todo eso en juego?: ¿desde una racionalidad tendente a avanzar en una apolaridad mundial o desde la racionalidad de apuntalar el Hegemonismo estadounidense?. ¿Desde una racionalidad de la Soberanía Nacional y la convivencia pacífica entre los pueblos, o desde la racionalidad de escala bélica contra la competencia rusa?. ¿Desde el No-Alineamiento o desde la OTAN?. ¿Desde una racionaliad de re-definición horizontal de las relaciones productivas y mercantiles entre naciones, o desde un deseo de extender a Ucrania el saqueo financiero, la Ley imperialista de los Intercambios Desiguales y el trazado euro-alemán sobre la división regional del trabajo?.

¿A través de qué ideología han podido ser amalgamadas y orientadas las fuerzas materiales invertidas hacia la consumación de la racionalidad directriz?: ¿ideología comunista o anticomunista?; ¿ideología patriótica?, ¿o ideología del “camino individual de la vida optimizando gratificaciones a través de la relación práctica con los demás y con una sociedad-objeto de lo individual” (darwinista)?; ¿ideología de la liberación nacional y de los pueblos oprimidos, o ideología (por lo demás alucinatoria) de entrar en un Club VIP para ser parte de los depredadores y no de “los parias” de la Tierra aun a costa de esos “parias”?. ¿Memoria de la heroica guerra de Crimea y de las glorias de Stalingrado, donde juntas las gentes agredidas dieron muerte al invasor?, ¿o resentimiento anti-ruso que vuelve bajo la forma de colaboracionismo con el IV Reich, tal y como hubo sido en otros tiempos colaboracionismo con el IIIº?.

En Maidan se pusieron a ondear las banderas de las ratas anti-sirias contra un país, Siria, que ha resistido al conato ultra-violento de su secuestro por el jinete apocalíptico de la deuda externa y por la Bolsa de Chicago. En Maidan se pusieron a ondear banderas israelíes y las azules de ese IV Reich franco-alemán, contra la roja bandera de la famélica legión internacional que ellos parasitan y que tratan de seguir criando, hundiendo y repelando. Banderas del viejo orden parasitario contra el presente emerger de los países y su disidencia, que deja desnudos a los ladrones y a tanto “triunfador” por cuenta ajena.

Desde Maidan no resonó, más que en las Repúblicas Populares declaradas al Este del país, un futuro de la dignidad común de poder al fin pensar lo que uno quiere hacer y poder hacer –materializar- lo que uno piensa y planifica, sin que terceros alienen el sentido de los proyectos colectivos. O enajenen el producto de ese trabajo colectivo. O, en fin, impidan la socialización del producto colocando a éste un precio enemigo de las necesidades del semejante. En el cambio kievita sí resonaron, ante banderas ponzoñosas saludadoras, las peroratas de un Bernard Hénry-Levi vestido de color “liberal-futuro” para la ocasión, y no ya de negro-“islamista moderado” como cuando estuvo en Siria en 2011. Hénry-Levi relatando ante la Plaza el cuento de la lechera del Oeste de Libertad que deja hacer al individuo en su épica personal hacia “lo más alto” mientras le entretiene con gran glamour y oportunidades de pasar buenos ratitos. “Bienestar”, “consumo”, “Ego”, “y que le dejen a uno en paz”, “hágame yo y perezca el mundo si el mundo no se espabila”. Es ése el Horizonte de la muchedumbre atomizada que ejecutó la rebelión ucraniana, mientras el rebaño aún se auto-complace en aparentar creer que la protagoniza. ¿Rebeldes contra qué y conformistas o anhelantes con qué?. Si eres joven y rebelde, coca-cola te comprende.

EL MITO ESPONTANEISTA COMO CATARSIS PARA EL ESPAÑOL PASIVO

Tal vez sea también auto-complacencia lo que se esconde tras las ensoñaciones del españolito simpatizante con los rebeldes ucranianos. Una especie de sublimación de la impotencia propia delegando (inconscientemente) en lo ajeno fetichizado: “Ya que yo estoy cosificado hasta en mi cobardía y pasividad, me consuelo al menos idealizando en otros lo que yo debería hacer por cuenta propia”. Ésta es la lógica honda del espectáculo, que alimenta las imágenes mediáticas que vuelven acto seguido al espectador, generándose y volviéndose a generar recíprocamente oferta y demanda, demanda y oferta. Ese abrazo del espectáculo, donde el mentiroso –también el espectador- se miente a sí mismo hasta el delirium.

¡Pero sea usted, por una vez en su vida, honesto con su figura: señor Juanico, señor Josele, señora Tere…!. Si lo de Ucrania ha venido resumiendo un espléndido estallido de la espontaneidad, sólo a posteriori corrompida o “secuestrada”, que había tomado pistolas, escopetas perdigoneras, granadas de mano y escudos anti-bala…, contra la opresión: ¡¿por qué no toma usted entonces ese camino, señor Juanico, señor Jozele, señor parado, señor precario, señor timado, señor ensuciado, dirigido, de país anulado por el Hegemonismo yankee y sus euro-enanoides, culo del Mundo?!. ¿Acaso están los ucranianos hechos de otra pasta?. ¿Los tienen cuadrados, de plomo?. ¿Son ellos parientes de Atila y ustedes tan civilizados que no pueden más que protestar del “hecho social” en días extraordinarios de catarsis sindicalmente seleccionada o parloteando en la cola de la pescadería o del supermercado?.

La ensoñación del españolito antes con Libia, Siria, y ahora con Ucrania, es de una bajeza y fariseísmo tales que casi da ganas de poner al orden del día otra vulgar bajeza; eso de que “tenemos lo que nos merecemos”. Su paja mental es típica del esclavo que necesita compensarse inventando trasmundos imaginarios y “viviéndolos” con esperanza puesta. En corolario, el españolito no puede más que desdoblar artificialmente, aquello que es en realidad un proceso unitario, en una metafísica de “rebelión-rebelión” originaria (jovial, generosa, mozalba e ingenua, retrato de ese “pueblo” abstracto estereotipado) fatalmente pervertida por una “física del Poder filtrado” (siempre un caso tras otro: ¡qué casualidad…!).

ESPECTÁCULO DE LAS REBELIONES Y REBELIONES PRO-ESPECTÁCULO EN UNIDAD RETROALIMENTADA

Todo discurrir desdoblamiento y contraposición entre ingeniería político-social anglo-sionista (externa) e intersubjetividad en movimiento (interna), significa nulo comprender que, en el actual estadio hiper-desarrollado de Potencia política hegemonista yankie para producir acontecimientos, lo de Ucrania o Venezuela son síntesis de laboratorio donde rebelión popular (de un sector poblacional más o menos cuantioso) y reacción conducida centralizadamente desde el epicentro Hegemonista, son lo mismo. Son los polos dialécticos conformadores de una Totalidad preparada. La producción ingenieril de cambios políticos no es magia y chistera; necesita su vehículo, su sujeto actuado, su carne de cañón. Y la carne sería nada más que carne amorfa –ni tan siquiera se origina como “carne de cañón”- si no fuera por los cañoneros y por el cañón que toman en sí a esa carne para apuntarla y dispararla. Igual que la bala que da inicio a este artículo, y que no ha sido en modo alguno “manipulada”, “desviada” o “perversamente usada por la pistola o el pistolero”. ¡¡Sólo desde una metafísica grosera puede ese trozo de materia ser nombrado “bala” considerada aisladamente a ese artefacto y a ese artificiero precisos, que tomando a ese pedazo objetual en su racionalidad lo están produciendo socialmente como bala!!. Antes, no había nada.

En libre paráfrasis a Dani Estulin, podemos decir que los despliegues Hegemonistas de agitación y Golpe o de segmentación contra países y sistemas políticos desobedientes, no son cuatro viejos babosos con kipá conflagrando desde una lejana torre de marfil. Son, en cambio, una densa y compleja red de relaciones extendiéndose desde el epicentro a las periferias. Es una fuerza objetiva produciendo lo subjetivo y tomándolo en su seno, incluida la subjetividad “Pueblo”, su cabreo y su “rebelión”. Por supuesto que hubo en las calles ucranianas una subjetividad moviéndose cargada de razones –reales algunas de ellas- para “su” “propio” estar-en-la-calle. Yanukovich no fue del Pueblo: ¡¿y qué?!. Tal banalidad no explica un ápice de la realidad objetiva desenvuelta sobre Ucrania e impuesta a ese país. Hay rebelión, y por ella se consuma la reacción. Hay un plan reaccionario, y es su materialidad política, logística, ideológica y armamentística aquello que engendra la rebelión.

A fecha de 2016, no podemos seguir repitiendo dogmáticamente y en abstracto aquella gran verdad revolucionaria del Presidente Mao: “La rebelión se justifica”. Eso era en sí verdad en vida de Mao. Incluso al inicio del presente siglo. Pero en unos años, el propio hiper-desarrollo ingenieril del Hegemonismo anglo-sionista ha jubilado esa gran verdad. “Sólo conocemos una ciencia: la ciencia de la historia” (Marx). Hoy, la rebelión se justifica… o no. Hoy “la rebelión se justifica” tout court se ha transformado en un Mito abstracto con cuya invocación “izquierdista” el propio Hegemonismo no hace otra cosa que justificar sus Operaciones posesivas sobre distintas sociedades civiles. Fracciones poblacionales posesas por el espectáculo de la “rebelión” y de la “libertad occidental” que el Hegemonismo despliega, y que acaban imitando con movimientos reales al espectáculo referencial. Y este paroxismo hegemonista hasta llega a encarnarse personificándose como perfecto rebelde-reaccionario: Hénry-Levi, Salim Idris, Alba Rico, Esther Vives, Leopoldo López, las Femen, los indigenistas y sus indígenas contra Correa, Timoshenko, Madonna o Beyonce.

Publicado en DISIDENCIA FABRICADA, FEMINAZISMO, IMPERIALISMO | 3 comentarios

MITOS SOBRE LA EDAD MEDIA con Félix Rodrigo Mora

Hacía años que no ponía en este blog al siempre interesante y polémico Félix Rodrigo Mora. Se le pueden criticar muchas cosas pero suele argumentar bien lo que dice y ofrece una visión distinta a la que dan los historiadores oficialistas.

Siempre nos han contado que la Edad Media fue un periodo oscuro y de gran estancamiento cultural. Diez siglos que permanecen todavía marcados a fuego en nuestra historia colectiva como una época lúgubre y oscura, plagada de hambrunas, guerras y enfermedades. Pero… ¿fue realmente así? ¿Es cierto que cualquier época pasada fue peor? Según el historiador Félix Rodrigo Mora, el Medievo no fue tal como nos lo han “vendido”, sino más bien una época revolucionaria durante la que, después del pesado yugo del Imperio Romano, la gente retomó su libertad personal, recuperó la Ley Natural y salió a reunirse en las plazas para restablecer un orden social humano, justo, libre y convivencial. La revolución altomedieval supuso, entre otras cosas, el fin del esclavismo, la desaparición del patriarcado, la recuperación demográfica de Europa, y el derrumbamiento de los poderes despóticos y autoritarios creados por el imperio romano.

Publicado en Sin categoría | 20 comentarios

Amnistía Internacional y el niño palestino decapitado en Siria por los “rebeldes”

Cn44x9cW8AAjMUu

Cuando George W. Bush invadió de forma masiva Irak en el año 2003, causando estragos y destruyéndolo casi todo, en la guerra iniciada por su padre en 1991, que contó con la imprescindible ayuda de los medios de comunicación y especialmente también de las organizaciones “humanitarias”, como Amnistía Internacional, envió entonces a sus tropas y las de países aliados. Sin embargo, años después, dado el gran descrédito ganado en su nación y en el exterior, por los soldados muertos y el enorme coste, y en menor grado aunque en mucha mayor cuantía, por paradójico que pueda parecer, por los innumerables crímenes cometidos en una de las cunas de la civilización, la oligarquía estadounidense decidió cambiar de estrategia. Se iba a seguir algo muy similar a lo que se hizo en Afganistán a finales de los 70 y en los 80, o en América Latina este último periodo. Consistía no ya en enviar al propio ejército, sino en contratar a asesinos a sueldo. Seymour Hersh, el periodista norteamericano, ya avisó de este giro en el año 2007. 1 La llegada de Barack Obama a la presidencia en el año 2009 tiene que ver también con este cambio en las formas para ocultar y justificar fondos todavía más siniestros.

Ahora a los mercenarios financiados, entrenados y armados, por ejemplo el ISIS, el Ejército Sirio Libre, u otros tantos nombres creados, para destruir estados independientes y seculares, se les haría pasar por organizaciones opositoras o revolucionarias que luchaban contra un supuesto, y llamado, régimen tiránico o dictador brutal. Algunos de estos batallones de mercenarios cumplirían con una segunda función encomendada, es el caso del Estado Islámico, servir de malo de la película para dar validez a intervenciones militares a gran escala y aterrorizar y someter a la propia población de Estados Unidos o Europa. En este juego escalofriante han andado desde este viraje. Para ello han necesitado, además de los mencionados medios y estructuras “humanitarias”, de la colaboración de la izquierda occidental, que sometida y vendida a la poderosa oligarquía de la UE y de Norteamérica como está, se ha prestado a tal perversa misión y andadura.

En este desdichado y criminal deambular al que han conducido al mundo, emergía los pasados días en las redes sociales una de tantas y tantas macabras escenas que han generado en tantos y tantos países. Era la decapitación de un niño, al que sacaron de un hospital, ocurrida en las cercanías de la ciudad de Aleppo en Siria. Por parte de uno de tantos nombres de grupos creados a propósito con el fin de que si uno cae en mala fama por sus terribles actuaciones, sea sustituido por otro, y así continuar con la ficción de la resistencia popular y opositora. Aunque en Siria, como en Libia, nunca hubo una revuelta popular o pacífica. Tales grupos colaboran entre ellos, intercambiándose armamento o combatientes, y si es necesario se les hace luchar a unos contra otros por motivos egoístas y personales, haciéndolo pasar como que se combate a los malos terroristas, apoyando a los “buenos”.
En este caso la fechoría corría a cargo de Nour-Al-Din Al-Zenki, a los que Estados Unidos ya había entregado modernos misiles antitanque para destruir al ejército del legítimo Gobierno de Siria. 2, 3 Este tipo de mercenarios, sin el menor de los escrúpulos, son los llamados “rebeldes u opositores moderados”, con militantes en su gran mayoría extranjeros y una minoría de criminales sirios.

Ante una situación tan comprometida, como tantas ya ha habido, las estructuras “humanitarias” y los medios quedan en claro entredicho y en evidencia de cara a sus ingenuos o interesados seguidores. Los “buenos chicos” no eran tales, sino que muestran ya a las claras, hasta para los más deliberadamente obtusos, su verdadero rostro como psicópatas sanguinarios.
Amnistía Internacional, por enésima vez, ofrecía del mismo modo su faz real. Justificando lo injustificable y poniendo un borrón más en su cargado historial de actuaciones truculentas.

El Movimiento de Nour al Dine Zinki emitió una declaración condenando la decapitación y trató de distanciarse del incidente, al que calificó de “error individual”, al tiempo que reafirmaba su compromiso de respetar los derechos humanos.
“Además de condenar esos abusos, los líderes de los grupos armados de oposición deben eliminar de sus filas a cualquier miembro sospechoso de haber cometido violaciones graves del derecho internacional humanitario”, ha manifestado Philip Luther. 4

Screenshot_2016-07-22-15-49-27-1

Quieren salvar el pellejo a esta, y otras, organizaciones criminales. Haciendo ver, nada más ni menos, el degollamiento de un niño como un “error individual”, un caso aislado, cuando los hechos no hacen sino mostrar una y otra vez que tal actuación es la norma. Si como dice Amnistía, y ellos bien que lo saben, estas agrupaciones armadas eliminan a todos los que han cometido violaciones contra los derechos humanos, no queda nadie, pues ellos no son otra cosa que matones por dinero. Estamos ante un cómplice lavado de cara de organizaciones netamente criminales. Todo esto es tan aberrante como surrealista, como la misma Amnistía.
Las personas, que ya están escarmentadas de tanta mentira y maldad, exponían en redes sociales como Twitter (a la que quieren censurar por evidenciar hechos molestos para algun@s hombres y mujeres poderos@s), la falsedad de la alegación del “error individual”, al mostrar como un grupo numeroso es responsable de esta matanza y como son comandantes de tal organización los que están allí presentes.

Screenshot_2016-07-22-16-04-56-1

Que este batallón de mercenarios de Al Din Zinki pose con banderas de ISIS tampoco es muy sorprendente, son lo mismo con distinto nombre de marca.

Screenshot_2016-07-22-16-05-12-1

Publicado por Mikel Itulain

Referencias:
1. Seymour M. Hersh. The redirection. The New Yorker. 5.03.2007.
2. Vanessa Beeley. Syria: Beheading of Palestinian Child Prompts US to Disassociate from its Proxy Psychopaths. 21st Century Wire. 20.7.2016.
3. Gareth Davies. And these are the ‘good guys’. Sickening video shows US-backed Syrian rebels taunting and then brutally beheading a young boy because he was an ‘spy’. Dailymail. 19.7.2016.
4. Siria: la decapitación de un menor grabada en vídeo, nueva prueba de los abusos cometidos por grupos armados. Amnistía Internacional. 20.7.2016.

Publicado en DISIDENCIA FABRICADA, IMPERIALISMO | 1 Comentario

CAPITALISMO Y DERECHOS DE BRAGUETA (I), por Juan Manuel de Prada

bragueta

(ABC, 9 de julio de 2016)

Iniciamos con este artículo una serie de cuatro, en respuesta al profesor Carlos Fernández Liria, quien ha tenido la gentileza de contestar desde el periódico digital Cuartopoder.es a la crítica que, desde estas mismas páginas, hicimos a su ensayo “En defensa del populismo”. El profesor Fernández Liria, a quien algunos consideran “padre intelectual” de Podemos, merece todo nuestro respeto, por más que discrepemos de aspectos medulares de su pensamiento; y mantener con él una controversia nos honra y gratifica. En su libro, Fernández Liria sostiene que, para combatir el capitalismo, la izquierda debe utilizar las creaciones de la Ilustración, no las alternativas inoperantes del marxismo; pues considera que la Ilustración ha brindado una serie de “victorias irrenunciables de la razón”, entre las cuales ocupan un lugar primordial lo que nosotros, menos fervorosamente, hemos denominado “derechos de bragueta”. En nuestro análisis, señalábamos que lo que Fernández Liria considera “victorias de la razón” no son sino argucias del capitalismo para imponer sus postulados. Tal vez nuestra afirmación resultase demasiado apodíctica; pero nuestro detractor incurre en el mismo vicio cuando afirma que “no hay mejor forma de constatar la mucha razón que teníamos que ver lo cómodo que se siente Prada identificando la conquistas de la Ilustración con las exigencias económicas del capitalismo”. Para que no se nos pueda acusar de comodones, trataremos de argumentar más exhaustivamente.

Como Fernández Liria, consideramos que el capitalismo es un sistema económico que ha devastado millones de vidas (como la de la niñera a la que se refiere nuestro detractor, que vive separada de sus hijos por el océano). Sin embargo, si el capitalismo se hubiese limitado a destruir vidas de forma tan salvaje no habría podido triunfar, porque sus cientos de millones de damnificados se habrían rebelado; para triunfar, el capitalismo necesitó sobornar a una mayoría de las gentes a las que se proponía devastar. Sólo el mal más burdo aspira a triunfar mediante el ejercicio de la pura fuerza; en cambio, el mal sofisticado y protervo, el mal propiamente mefistofélico necesita ofrecer a quienes anhela destruir (o siquiera a una mayoría) una golosina que los contente, como a Fausto le ofreció eterna juventud. Y la golosina que el capitalismo nos ofreció fueron, precisamente, esos derechos de bragueta que Fernández Liria denomina “victorias de la razón”. Así lo percibieron espíritus clarividentes como Chesterton, quien afirma que los ricos, para esclavizar a los pobres, impusieron una “religión erótica que, a la vez que exalta la lujuria, prohíbe la fecundidad”. O como Hilaire Belloc, quien afirma: “Siempre resulta ventajoso para el rico negar los conceptos del bien y del mal, objetar las conclusiones de la filosofía popular y debilitar el fuerte poder inmediato de la voluntad humana. Siempre está en la naturaleza de la gran riqueza obtener una dominación cada vez mayor sobre el cuerpo de los hombres, y una de las mejores tácticas para ello es atacar las restricciones sociales establecidas. (…) La anarquía moral es siempre muy provechosa para los ricos y los codiciosos”.

El capitalismo tuvo claro desde el principio que, si deseaba que sus víctimas acatasen gustosamente su esclavitud, tenía que evitar que procreasen; pues de este modo podría pagar salarios más baratos y contratar cada vez menos gente (dejando que las máquinas hicieran el trabajo, garantizando una mayor plusvalía). En nuestros próximos artículos, demostraremos cómo la obsesión antinatalista fue primordial en todos los padres del (si el oxímoron es tolerable) pensamiento capitalista.

(Continuará)

Publicado en CAPITALISMO | 2 comentarios

“Siria es el centro del mundo” un nuevo libro sobre la historia de Siria y el rol estadounidense en la guerra

Libro-Siria-es-el-centro-del-mundo

En su nuevo libro “Siria es el centro del mundo” el investigador español Dr. José Antonio Egido en el cual aborda la historia de la civilización en Siria y la larga lucha de su pueblo contra el colonialismo, el intervencionismo externo y las persistentes conjuras tramadas por las sucesivas administraciones estadounidenses contra Siria.

El libro consta de cinco capítulos, en el primero de ellos (Historia tan antigua como la humanidad) el investigador Egido pasa revista a la legendaria historia de Siria en sus múltiples aspectos como el invento del alfabeto y los pueblos que emigraron a este país a lo largo de milenios. Después esta tierra fue cuna del cristianismo y de la expansión del islam, para posteriormente caer bajo la ocupación otomana y luego la occidental que engendró el acuerdo de Sykes-Picot que fragmentó a la Siria natural, hecho que desencadenó una fuerte resistencia por parte del pueblo sirio contra la ocupación extranjera hasta conseguir la independencia total transformándose Siria en un centro del panarabismo.

El autor muestra en su libro un amplio conocimiento de la historia siria distanciándose de los criterios parciales de escritores occidentales caídos bajo la influencia de los planes de sus países para la zona.

El segundo capítulo del libro titulado “Un gobierno progresista y antimperialista” examina el surgimiento de los partidos progresistas en Siria y la unión con Egipto hasta producirse en cambio de Marzo (1963) que dio lugar a pasos hacia la implementación del socialismo en la sociedad siria como la Reforma agraria hasta llegar al año 1970 cuando el líder Hafez al Assad protagonizó el Movimiento de Rectificación dando pie a la transformación de Siria en un baluarte de resistencia para los pueblos de la región.

En el tercer capítulo titulado (¿Por qué el imperialismo quiere destruir a Siria independiente?) el investigador presenta pruebas y documentos sobre el involucramiento de la administración estadounidense en la guerra sobre Siria pues el autor relata una declaración del judío Paul Wolfwitz, ex asesor del Pentágono cuando dijo: “arrancaremos siete estados comenzando por Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán hasta terminar con Irán”.

El autor enumera las razones detrás del deseo norteamericano de destruir a Siria como el anhelado control de los recursos naturales y las vías de comunicación y acabar con la ideología panarabista y todos los regímenes progresistas en la zona, añádale la intención de acabar con los movimientos de emancipación y resistencia y dar soporte a las dictaduras árabes e “Israel” y aferrar el control sobre la cuenca del Mediterráneo.

Publicado en IMPERIALISMO, JUDIOS, SIONISMO | 3 comentarios

Ex Ministro Francés: RU e Israel preparaban la guerra en Siria 2 años antes de la “Primavera Árabe”

En una entrevista para la televisión, el ex ministro de Relaciones Exteriores francés Roland Dumas, afirma que Reino Unido planeó invadir Siria mucho antes de que se iniciaran las protestas contra Assad y que todo fue iniciado por Israel. Objetivo: derrocar un gobierno hostil a Israel.

Publicado en IMPERIALISMO, SIONISMO | 9 comentarios